Bienvenido a mi Blog

Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros. (Groucho Marx)

martes, 25 de septiembre de 2018

El Paticorto.


Yo vivía en una calle en cuesta y a mitad de ella, en la otra acera y frente al colegio había una panadería en la que cuando me daba mi tío Domingo la propinilla me compraba "Xuxos", unos donuts alargados, sin agujero ni leches, con azúcar acristalado por encima y relleno de una crema que me volvía loco.

En la puerta de la panadería estaba casi siempre el perro de la panadera atado a una argolla. Era un perro pequeñajo, paticorto, negro y feo de cojones al que me encantaba putear, al pasar por allí le sacaba la lengua y me burlaba de él intentando asustarle con cualquier cosa que llevara en la mano. Ni se inmutaba el cabrón.

Unos pocos metros más abajo estaba la tienda de electricidad "Petman" y un día en el que mi madre me mandó hasta allí a comprar algo, al volver hacia casa y pasar por delante de la panadería, el cabrón del perro, que estaba suelto, salió hacia mí como un obús, eché a correr lo que pude pero… el en aquel momento nada paticorto me trincó por la nalga derecha y recorrí unos cuantos metros con él de ahí colgado, se vengó con ensañamiento el muy cabrón.

Acabé en la clínica de la Cruz Roja con un banderillazo del tétanos y la firme promesa de no volver a pasar por allí hasta que aquel perrucho cascara el huevo. Y así fue.

El paticorto aquél me recuerda a Villarejo. La venganza es hija del tiempo y nieta de la oportunidad.

martes, 10 de octubre de 2017

Los malos de la historia.


Vamos a ver, ya sabemos que esto es de 1º de primaria pero aun así, voy a hablaros despacito y vocalizando, lo de así SI y así NO de Barrio Sésamo ya os costó… y mira como nos vemos.
Los malos sois vosotros, los que insultáis, pitáis al himno y quemáis banderas sois vosotros, los que mentís, robáis, os inventáis un pasado y falseáis la historia sois vosotros, los que utilizáis a mujeres y niños, los que manipuláis y moldeáis las mentes desde parvulitos sois vosotros, los que utilizan técnicas nazis y tácticas totalitarias sois vosotros, los que tenéis acojonados a más de la mitad de Cataluña sois vosotros, los fascistas, los golpistas, los endeudados hasta los ojos sois vosotros, sois el perro del hortelano.
Simplemente por odio estáis llevando a la ruina económica y quiebra social a los ciudadanos de Cataluña pero tenéis el cuajo de decir que es España la que os ataca, la que os roba, ya no cuela, sois unos cínicos, unos hipócritas, traidores y terroristas ideológicos, sois los malos y merecéis la trena por eso mismo, por malos, sois los malos de la historia.

jueves, 28 de septiembre de 2017

Estar de vacaciones.


Es lo que tiene estar de vacaciones. Después de la ducha, el cambio de calzoncillos y el café con pan tostado suele venir el paseo por el tontódromo. Es darte una vuelta por las redes sociales y sentir unas poderosísimas ganas de matar y tanto es así, que sugeriré a Defensa que utilice el pájaro azul como terapia bélica de instrucción a las tropas,
Allí lees a quien se manifiesta como anarquista libertario cuando en anteriores post demuestra que no tiene ni puta idea de lo que aquello significa, al bobolisto que todo lo soluciona con un diálogo de tontos aunque la otra parte se oponga a todo por sistema, digas lo que digas y le ofrezcas lo que sea, al niñato mononeuronal que se manifiesta como ciudadano oprimido por el estado simplemente por haber nacido allí, al guapito gilicoños que quiere sacar a la calle a mujeres y niños para frenar a las tropas franquistas, al retromongol iluminado que llama a la rebelión contra el Pepé, joder... es que así no se puede, es imposible, al principio se lo llamas pero después no, es que no hay forma, no se puede, ...es imposible atender a tantos hijosdeputa por minuto,
Es lo que tiene estar de vacaciones.


jueves, 25 de mayo de 2017

Los garbanzos.


Mira que hay cosas desagradables pero pocas lo son tanto como el hígado, los garbanzos  y la leche.  Lo del hígado es que no puedo y punto, es vomitivo hasta el color, me supera y no hay forma, no me acerco al plato ni con mascarilla.
El tema de los garbanzos es un trauma de la niñez, aquellas interminables mañanas de los sábados haciendo los deberes en la mesa camilla de la cocina mientras a mi espalda, el "fiufiu" de la olla exprés despedía un insoportable pestazo a garbanzos marcó cada sábado de todas y cada una de las semanas que compusieron el año tras año de mi niñez, aquello me marcó para siempre y ahora me estoy vengando. Ni verlos.
Lo de la leche es otro cantar, la leche huele mal, tiene mal color y sabe peor y punto, todavía no me explico que cabrón pudo inventar la leche. En el colegio nos obligaban a tomar un botellín de "Gurelesa" cada tarde, las botellas tenían las letras de colores, roja o azul, y a mí como si me la pintaban de rosa, lo que me costó más de un varazo en la mano por parte de Don Pantaleón, además y es una constante en mi vida, basta que me obliguen ..., pues ahora por cojones va a ser que no.
Pues bien, todo el hígado, los garbanzos y la leche del mundo no llegan ni a la décima parte del insoportable hedor que me produce este hijo de la gran puta que dice que no se acuerda si aquel día mató o no . De éste si que quisiera yo poder vengarme y no de los garbanzos...