Bienvenido a mi Blog

Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros. (Groucho Marx)

domingo, 31 de julio de 2011

La magdalena.

Estábamos vengándonos de la magdalena por haberse chupado alevosamente nuestro café matutino cuando los destellos de una nueva payasada en la prensa llamaron nuestra atención. 
En "estepaís", lugar dónde no cabe un tonto más y hay más gilipollas que botellines de cerveza,  se lee cada cosa en el mentidero que no merece ni reflexión pero... una de dos, o te descojonas en defensa propia o proclamas tal estupidez ante quien aún pudiera no haberse enterado.
Después de lo primero, vamos a por lo segundo, que se sepa..., el supermegachachi gobierno de Baleares acaba de elaborar y distribuir una Guía Para No Usar el Castellano, y en la misma se puede leer un argumento que por lo absurdo debe haber sido dictado por un almorránico mental ya que textualmente refleja: "Si no entienden el catalán es su problema".
El panfletito estipula, conviene y fija como si de un catecismo se tratara, la contestación que hay que dar en caso de que el interlocutor manifestara que no sabe hablar el catalán y,  dependiendo de quién se tratara utilizar uno u otro mandamiento para no expresarse en castellano, la estupidez llega a tal extremo que hasta aconseja con no hablar en español con los operadores de telefonía que llaman desde el extranjero.  
Un país, reino, estado, nación o como se llame el engendro éste antes llamado España, que para su uso en el Senado desprecia el castellano, lengua por cierto que aun humillada es oficial en todo su territorio,  se gasta un pastón en traductores al español de las lenguas indígenas que acoge, ya constituye en sí un vomitivo síntoma de supina estupidez e irresponsable debilidad, pero... es lo que hay y será porque lo merecemos.
Ya que en Baleares no quieren hablar castellano, cosa que es su problema, igual deberíamos promover e incentivar el veraneo en Asturias, Cantabria, Castilla o Andalucía por ejemplo,  verás como entre todas no juntamos tanto gilipollas suelto.
Por cierto, me quedé sin café, dichosa magdalena...
Pin.

miércoles, 27 de julio de 2011

Mi prima Alexia


No sabemos quién será el Riesgo ese pero su prima nos está pegando una brasa tremenda. Tenemos primita para desayunar, comer y cenar, debe ser una prima muy sensible pues todo la altera, todo le afecta, los mercados internacionales, el yogurt griego o las almorranas de Obama.
Hablan de la prima en cuestión como si todo Dios tuviéramos que saber quien es y conocerla, como si todos tuviéramos que entender de finanzas y economía, con lo fácil que sería no complicar tanto las cosas y llamarlas por su nombre.
Para los neófitos en la materia ya nos es lo suficientemente complejo el asimilar la importancia que puede tener del precio de las espinacas o el pobre pollo en la sostenibilidad del ipecé como para explicarnos ahora lo que significa el badlar, el peibé, el mibor, los boden o la duration.
En estepaís debe ser que nuestros mandamases son todos unos listillos cuando no "enteraos", todos ellos hablan de economía y la pasta de los demás con una soltura que paqué, pues que se vayan explicando y nos cuenten de dónde van a sacar los ciento veintiún millones de leuros que deben las Taifas.
Estamos de Riesgo y su amargada pariente hasta la breva, yo me quedo con mi prima Alexia, esa siempre sonríe.
Pin.

sábado, 9 de julio de 2011

Mi padre.


Les ruego que no se lo tengan en cuenta, mi viejo pasa de los setenta y cinco y por lógica su entendimiento y conceptuación de las cosas es un tanto ancestral y por lo tanto desfasadísima y nada recurrente. Está mayor.
Mi padre no tiene carrera, apenas estudió, es totalmente autodidacta y de ideología un tanto desconcertante, vamos, que es muy difícil cogerle el paso. Para algunas cosas es más de izquierdas que el grifo del agua caliente mientras que para otras deja a su siniestra al mismísimo Franco.
Dice cosas raras, usa términos que la mayoría de las veces tenemos que apuntar para después consultar en la web de la RAE. Es la leche mi viejo.
Sin ir más lejos, hace unos días, hablando de España se refirió a ella como la "Patria". ¡¡¡ La viiiiirgen !!!  nos quedamos a cuadros, lo primero que nos vino a la cabeza es que mi padre le pegaba a la farlopa pero el caso es que en la vida le ha dado por nada de eso.
Afortunadamente, más tarde pudimos comprobar a lo que se refería, ¡ que susto!, quedamos tranquilo al evidenciar que aún no se ha prohibido el decir eso, que todavía es un término democrático... cualquier día nos pega un jamacuco, no ganamos para sustos con mi viejo.
Mi padre es la leche, miedo nos da. Su capacidad de análisis sea cual fuere el tema a tratar nos recuerda a los cocineros, bueno, perdón, queremos decir a los restauradores. Éstos cogen una lata de tomate molido del carrefour, aplican modernísimos de la muerte métodos de reducción y acaban echándote en la chuleta, perdón, en el entrêcot, toda una huerta de tomate con esencia y aroma de arándanos bolivianos concentrada en una cucharadita de té, pues así funciona mi viejo.
Mi viejo desvaría pero entiéndale, se me está haciendo mayor. Ayer mismo, hablando de Bildu, le preguntábamos sobre lo que pensaba, sobre lo que había pasado, que porqué habíamos llegado a esta situación, y mi viejo sin inmutarse un pelo, sin levantar la vista de la lechugada que le había plantado la Angelita para cenar soltó la perla..."es culpa de un traidor, doce hipócritas y miles de cobardes". ¡¡Diossssssssssssssssssss!!, ¿que le pasa a mi padre?, como se le está yendo la chaveta...
Y siguió desvariando... "la traición de un presidente que España no merece, la hipocresía de doce jueces-políticos y la cobardía de quienes les han votado."
Se calló, ahora estaba dando cuenta de los espárragos, le esperaba el huevo cocido y ya se había trincao el tomate. Nos quedamos mirándole con pena, como pasan los años...
No se lo tengan en cuenta, por muy mayor que esté, por muchas chorradas que diga, por mucho que se le haya ido la olla... le quiero a morir, es mi padre.
Pin

martes, 5 de julio de 2011

Mi amigo Paco


Esta mañana, mientras disfrutábamos del privilegio de trabajar hemos coincidido con un viejo amigo al que hacía más de 15 años que no veíamos. Tras los saludos de rigor y el correspondiente cruce de intereses por el curso de la vida de cada uno, nos ha dejado digamos que… jodido. Muy jodido.
Resulta que mi amigo Paco está en paro, lleva más de tres años buscando curro después de más de 20 trabajando en la misma empresa, lo tiene muy mal.
Tiene dos hijos de quince y diecisiete años estudiando y con resultado hasta ahora muy brillante, su mujer también se quedó sin trabajo, han agotado los respectivos subsidios de desempleo, tienen embargada la vivienda y están esperando la orden de desahucio. No tienen ni para pan.
Unos días son sus padres los que les alimentan, otros una entidad benéfica a modo de cocina económica y cuando no… el Banco de Alimentos o Cáritas.
Mi amigo Paco se desmoronaba mientras nos lo contaba, sus ojos se inundaban de lágrimas de dignidad mientras nuestro interior rebosaba rabia e impotencia. No teníamos mucho que decirle, poco podíamos hacer salvo escucharle atentamente. Nada más separarnos nos dio por pensar, por maldecir su mala suerte.
Mientras mi amigo Paco llora amargamente, se desespera ante la oscuridad del mañana y se desilusiona por la falta de perspectivas, nuestros prebostes han sacado alegremente de nuestros bolsillos entre otros, ciento veinte millones de euros para subvencionar el cine español,  cincuenta mil para los que enseñan a tocar la marimba en Ecuacor, treinta mil para una asociación de gays y lesbianas de Zimbawe, cuatrocientos mil para el empoderamiento de la mujer palestina, trescientos mil para la protección del bosque de pistachos y la rehabilitación de pastizales de no sé donde, quinientos mil para que Barceló diseñe la cúpula central del edificio de la ONU aunque viendo su resultado no debieron ser bastantes a tenor de los desconchones, dieron otros cincuenta mil graciosamente a la Junta Islámica Catalana, no sé cuantos a no sé que fundación de la cocina vasca, en fin, que sin entrar en intimidades de generosas pensiones vitalicias y demás barbaridades podríamos tirarnos así…
Entendemos la desesperación, desmoralización y pesimismo de nuestro amigo Paco, lo que no entendemos, lo que no nos cabe en la cabeza es que encima alguien, desde arriba, desde la comodidad que otorga la mandamasía en “estepaís” tenga la poca vergüenza de encima... tocarle los huevos con tanta palabrería barata.
Hoy siento pena y rabia, mucha rabia por mi amigo Paco.
Pin

domingo, 3 de julio de 2011

Tiñosos!



No nos extgaña ni un pelo los de los gabachos, nos abuchean, nos pitan, pegggo es lógico y nogmal, paga ellos, los españoles somos motivo de ugticaria. 
La envidia en si es una declagación de inferiorité, de hecho, si es tan flaca y amagilla es porque muegde y no come.
Les tiene que joder y mucho que seamos como somos, les tiene que molestag hasta que hayamos subido la talla media de estatuga, su sintomatología es de gente pobge, tgiste y amagrgada.
Les tiene que doleg todo y más y no nos extgaña, Albegto Contadog les levanta el Tour, Ggggaafa Nadal se lleva Goland Gagó, el FC Bagcelona gana la Champions, la selección es campeona de Eugopa y del Mundo, el Atleti gana la supegcopa de Eugopa y la Uefa Europe League, en baloncesto el Barça gana la eugoliga, en balonmano bagggemos, en motociclismo hacemos tgipletes como chugggggos,  en fógmula uno Alonso se bate entre los primegos, somos campeones de eugopa hasta en rugby femenino.
Coggggen malos tiempos paga los gabachos y encima tienen un mal añadido, que su envidia dugagá siempge más que nuestga dicha por ser envidiados, si es que ni paga eso tienen sueggggte.
Solo nos falta ganagles al mus pegggo… como ni jugaggg a eso saben… ojalá aprendan pgggonto.
Si la envidia fuegga tiña...
Pin.