Bienvenido a mi Blog

Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros. (Groucho Marx)

miércoles, 30 de noviembre de 2011

La próstata


Lo de Amaiur, osea, lo de Bildu y ETA en las elecciones merecía nuestro silencio preventivo para la reflexión, no valía el chillido en defensa propia, rasgarse las vestiduras ni quejarse a destiempo. Ya era tarde.
No sabemos si la culpa será de la maligna Ley Electoral, el ínclito Homs o el caldo de gallina pero el caso es que los etarras, con el voto de trescientos treinta y tres mil coleguitas ha sacado siete escaños, tiene grupo parlamentario y derecho de pernada, curioso, muy curioso que los votos de trescientos treinta y tres mil pringaos cerebrales puedan poner en jaque a todo un Estado mientras que Rosa Díez y UPyD, con un millón cientos y pico mil votos haya obtenido solo cinco escaños y sin grupo. Para recapacitar, meditar y cagarse en su generosa de vagina madre.
Aquí hay algo que no cuadra, hemos mantenido un introvertido silencio, con hemos refugiado en el estudio, el pensamiento y la meditación, hemos sido un auténtico anacoreta, un sofista, un filósofo del asunto, hemos buscado el porqué, el cómo, la razón y el origen hasta llegar a la conclusión definitiva, hemos dado con el click del asunto, nuestra dedicación y constancia ha obtenido su fruto, ya sabemos porqué ha pasado, porqué ETA ha triunfado, ya sabemos el porqué del olvido autorizado, el insulto permitido y el desprecio consentido, ya sabemos porqué los tenemos ahí, en el mismísimo Congreso de los Diputados, la solución está que en España hay más hijos de puta que botellines de cerveza.
No hay placebo posible, España no tiene tratamiento, el querer ser más papistas que el Papa, el considerarnos ombligo democrático de occidente, el ser supermegaguays tiene estas cosas, nos gobernarán escaños manchados de sangre.
No merece más vueltas, aunque nos duela el alma… es lo que hay, no sabemos si será el coraje, el cabreo, la rebelión interna, la indignación, la rabia o la próstata pero el caso es que meando... no echamos ni gota.
Pin.

martes, 8 de noviembre de 2011

Puedo prometer.


Dado que es lo que hay y una vez visto lo visto en el debate de anoche, he decidido presentarme a las próximas elecciones generales y para ello…
Españoles todos,
Puedo prometer y prometo hablar correctamente inglés, francés y entender el alemán para representar a España en el extranjero con la dignidad y condición mínima exigible.
Puedo prometer y prometo hacer todo lo posible para generar empleo, aliviar la presión impositiva a los menos favorecidos y solucionar en la medida de lo posible la lista de espera en la Sanidad.
Puedo prometer y prometo estimular la inversión empresarial, a las pequeñas y medianas empresas e incentivar a los autónomos para la generación de empleo mediante la observación proporcional impositiva y la protección institucional.
Puedo prometer y prometo vigilar con celo el derroche público, acabar con el despilfarro, el descontrol y las subvenciones absurdas.
Puedo prometer y prometo instaurar la cadena perpetua a los terroristas, cumplimiento total de las penas para los autores de delitos sangrientos de violencia de género y destierro para los infectos y corruptos.
Puedo prometer y prometo la creación de un observatorio a modo de comisión permanente con personal específico para el control de asistencia, labores y trabajo realizado por todos y cada uno de los miembros del Congreso de los Diputados, con eliminación de complementos económicos tanto genéricos como específicos y duplicidad de cargos políticos doblemente renumerados.
Puedo prometer y prometo eliminar el Senado.
Puedo prometer y prometo una diferenciación de precio de los suministros domésticos básicos de fluido eléctrico, agua, gas y teléfono dependiendo de los ingresos totales familiares.
Puedo prometer y prometo una reforma en profundidad de la legislación penal que garantice y proteja la seguridad ciudadana modificando a mayores las penas de las faltas y delitos menores para la erradicación de la pequeña delincuencia en salvaguarda de los bienes de las personas y evitación de la picaresca que en la actualidad limita la consideración de los hechos en razón de la cuantía de los daños y objetos sustraídos.
Puedo prometer y prometo jurar hasta que meto, y una vez metido, se acabo lo prometido.
Puedo prometer...
Pin

domingo, 6 de noviembre de 2011

Etecé, etecé, etecé.


Lo intentamos, de verdad que lo hacemos pero nos cuesta, nos lo impide la vergüenza ajena. Quizás sea su autosuficiencia, la vanidad, el engreimiento, orgullo o el instinto del alacrán por aquello de morir matando, de otra forma nos cuesta muchísimo ponernos en su lugar.
A cualquier persona normal, a cualquiera con principios le resultaría muy difícil pedir el voto a unos ciudadanos a los que se ha llevado a revolver entre los cubos de basura de los supermercados como tarea diaria de supervivencia, a la miseria como triste compañía y a tener como máxima aspiración la de ser mileurista, algo impensable hace unos años.
A cualquier persona de bien le costaría muchísimo el solicitar apoyo electoral a una juventud frustrada, sin aspiraciones y con la emigración a las antípodas como única salida laboral.
Cualquier persona con vergüenza y honor entendería como muy peliagudo el tener que hablar de sacar al país de la crisis después de haberla negado hasta la saciedad para acabar metidos de lleno en ella,  tener que justificar al mandamás después de haberle escuchado soltar tantas gilipolleces hoy parece que olvidadas como aquellas de "no hay crisis, hay una acelerada desaceleración", "la crisis está apunto de terminar si no es que ya ha pasado", "la guerra entre sexos es más efectiva contra el terrorismo que la fuerza militar", "las utopías realizables merecen la pena", "estoy muy a gusto porque tenemos un Rey bastante republicano" y con aquello de "la tierra no pertenece a nadie, solo viento", con aquello ya lo acabó de rematar, tanto que algún malpensado llegó a sugerir la posibilidad de algún consumo de substancia inadecuada para poder soltar esa perla.
En la historia hemos tenido un presidente digamos que tan... peculiar. Quede claro, no nos hemos referido a él como ridículo, indigno, miserable ni patético, solo peculiar.
Tiene que ser muy enrevesado el presentarse en un mitin y hablar de país unido después de haber enfrentado a los españoles a cuenta de la memoria histérica, algo que dado el tiempo pasado no venía a cuento y cuya intención no era otra que sacar a flote su trasnochada cartilla, vil rencor y tan anticuado como hortera ramalazo.
Tiene que resultar muy duro el verse obligados a rescatar al presunto Señor Equis o al hermano de Juan Guerra para animar el cotarro. Están desesperados, la campaña les va a parecer interminable.
El batacazo va a ser histórico, no podrían haberlo hecho peor, podríamos disertar horas y horas sobre lo inexcusable, se podría tocar la nefasta gestión del dinero público, el derroche, las subvenciones a organizaciones y estamentos que ni Dios conoce,  las bajadas de sueldo, la especulación, los maletines, las ensaladas de faisán, los recortes sociales, las onerosísimas de la muerte donaciones a los sindicatos, las chorradas de miembros y miembras,  el cheque bebé, la supresión de la desgravación fiscal por el pisito, los inexistentes cuatrocientos pavos, los currículums de la muerte de Aídas y Pajines,... y etcéteras a mogollón.
Que no les pase nada, menudo batacazo les espera, lo tienen claro con tanto etecé etecé etecé.
Pin

jueves, 3 de noviembre de 2011

Si lo dice Andrés...


Mi soriano amigo Andrés Covaleda aunque más burro que un “arao” es campeón del mundo en nobleza baturra, honestidad y lealtad. Andrés es de pueblo, un hombre recio que siempre llama a las cosas por su nombre, no le van las pamplinas ni payasadas, lo que es … es y punto.
Está licenciado en caretas a la parrilla, boletus edulis, migas, calderetas y ajo arriero, diplomado en caldos de uva, cecina, chorizo, corzo y venado, letrado en montes, pinos y veredas y doctorado en franqueza, naturalidad y sencillez. Es tan "tonto" que desprecia los níscalos porque le restan espacio en la cesta.
Mi amigo Andrés no se anda por las ramas, no encubre nada, no disimula, no finge, cuando cata un vino que no le gusta simplemente dice… “Esto es una mierda”, y punto.
Mi amigo Andrés es un hombre sabio que no enseña nada, no habla, sentencia, no discute, te ignora, dice que padece desde pequeño otitis testicular, vamos que escucha lo que y a quién le sale de los testículos.
Mi amigo Andrés es un hombre recio, tenaz, castellano puro, simple en argumentos, amigo de sus amigos y claro en postulados, a los beatos los beatifica, a los santos santifica y a las ratas envenena. Así es Andrés.
Con Andrés no se discute y mucho menos en la mesa, dice ante la sopa castellana solo se puede hablar mal del barsa pero la actualidad manda y el tema inevitablemente sale, es lo normal, como no podía ser de otro modo se habla del comunicado etarra.
Andrés calla mientras los demás despotricamos, no levanta la cabeza del plato, está dedicado en cuerpo y alma a la careta de chon, disfruta con la copa de Ribera en la mano, no dice ni pamplona, le gusta comer, es su liturgia, de hecho, la conversación no le está gustando un pelo y de repente, sin inmutarse, sin darse importancia y a lo tonto sentencia… ”Cuidado con quien te guiña el ojo, te puede estar apuntando.” 
Se acabó, punto final.  Si lo dice Andrés…
Pin