Bienvenido a mi Blog

Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros. (Groucho Marx)

jueves, 30 de agosto de 2012

Contar sandías.


Somos de letras, lo nuestro fue Tito Libio y Marco Tulio Cicerón, nada de tonterías numéricas que no valen para nada y sino, dígannos quién es el gilipollas al que se le ocurre comprar noventa y siete sandías si no es en un incoherente dictado de un problema de matemáticas o se dedica a chorradas como la de averiguar donde coño se cruza el tren que viene de Badajoz con el que va a Cuenca, pero, el mentidero de hoy nos ha obligado a pillar la calculadora de los chinos.
Menudo un problema que se presenta ahora,  tanto empeño de la sacra casta en criminalizar y apuntar con el dedo a los fumadores acusándoles del crack de la seguridad social y hasta de la extinción de la rana bizca japonesa, para ahora tener que cuadrar el círculo de su falsedad con hipócritas filigranas matemáticas. Veremos de dónde lo sacan.
Les cuento, según las tabaquerass, en los últimos dos años sus ganancias han descendido en la proporción equivalente a la existencia de novecientas cuarenta mil fumadores menos, vamos y para no volver loco al chino de la calculadora, cerca de un millón de pagainfantas han dejado de fumetear y por consiguiente, de cotizar su crimen.
Con la venia de Tácito y la bula de Flavio Josefo pillamos la calculadora, y nosotros solo, sin red ni manual de instrucciones nos lanzamos al reto para: Si una cajetilla vale cuatro leureles y el ochenta y cuatro por ciento de su precio corresponde a impuestos, resulta que tres con treinta y seis boniatos de cada cajetilla se los lleva la casta por la feis, pues bien, seguimos.
Suponiendo que cada fumador consuma diariamente una media de una cajetilla , resulta que es birlado religiosamente cada día con tres con treinta y seis pavos, lo que si lo multiplicamos por el casi millón de fieles que ha dejado el "vicio" alcanza la cifra diaria de tres millones seiscientos mil jairos,  la virgen!!,  ahora, si tienen webs puesto que a nosotros se nos escapa tanto cero, multiplíquenlo por los trescientos sesenta y cinco días del año para calcularlo debidamente.
¿Y ahora que hacemos? ¿Les subvencionamos la picadura? hipócritas. Ésto es como la patraña de la seguridad vial, hay mentiras tan bien contadas que solo por ello merecerían ser verdad. Ignoramos de donde van a sacar tanta pasta, buscaremos en los clásicos de Grecia, igual Tales de Mileto, Heráclito y Sócrates nos iluminan porque lo que es Pitágoras… lo tiene crudo.
De lo que no hay ninguna duda es que de algún sitio lo van a sacar, eso está claro y lo que antes aportaban exclusivamente los fumadores ahora lo pagaremos todos, fumadores, no fumadores, picoletos, chorizos, curas y putas. Sacarán la calculadora y.. "a cojón visto… macho seguro."
Ahora es lo que toca, contar sandías. 

3 comentarios:

  1. No dejas de sorprenderme, eres genial Pin. Un 10.

    ResponderEliminar
  2. En fín,... que pensaré sólo en mi salud,... porque el dinero esta gentuza me lo va a sacar igual. Paco (Alicante)

    ResponderEliminar
  3. Seguiremos fumando, para que no tengan que pensar mucho, no sea que pensando, pensando,... nos vuelvan a dar por el saco.
    Fumar, para que nuestros padres de la patria, puedan seguir viviendo y no se acuerden mucho de nosotros.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.