Bienvenido a mi Blog

Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros. (Groucho Marx)

lunes, 29 de octubre de 2012

El día que me quieras.

El día que me quieras lucharás por mí, por mi existencia, te importará mi vida, mi bienestar, defenderás mis derechos, velarás por mis deberes, avalarás mi futuro, crearás trabajo, no consentirás el hambre, prohibirás la miseria, la amargura, la desesperanza, la desesperación.
El día que me quieras dirás la verdad, mirarás a los ojos, tendrás dignidad, me representarás, no permitirás el desahucio, vetarás la miseria, te interpondrás ante la usura, condenarás los abusos, no mandará el poder, no se impondrá el dinero.
El día que me quieras habrá por qué soñar, por qué ilusionarse, por qué luchar, el día que me quieras honrarás al pueblo, respetarás su inocencia, no le culparás por tus actos, por tus omisiones, el día que me quieras te querré, ese día merecerás la pena.
El día que me quieras será muy diferente, será el que sé yo… será el yo que sé, la vida no es un tango, el día que me quieras está lejano, no está previsto, ese día no serás político, ese día serás humano, ese día serás persona, ese día tendrás conciencia, corazón y alma. 
Ese día te querré, el día que me quieras.

viernes, 26 de octubre de 2012

Os odio

Os odio por permitir el desahucio de su casa de una familia con todos sus miembros en paro, por obligar a las personas a tomar medidas desesperadas al verse arrastrados por una crisis que por intereses políticos no quisisteis reconocer a tiempo, por provocar con vuestra omisión el suicidio de hombres que tras toda una vida trabajando por sobrevivir se ven en la puta calle sin más compañía que la más absoluta de las miserias, por machacar alevosamente los derechos elementales de los trabajadores bajo la excusa de la crisis mientras que vosotros vivís entre prebendas como si no os fuera nada en ello.
Os odio por taponar la usura de los bancos con miles y miles de millones mientras éstos arruinan sin piedad ni escrúpulo alguno las esperanzas de cientos y cientos de personas agobiadas por una hipoteca que jamás podrían pagar en tiempos en los que ni tan siquiera tienen para comer.
Os odio por no detener este escarnio, por llevarnos a revolver en la basura, por traernos al hambre, por hacer florecer navajas en la pugna por un paquete de arroz caducado, por tener que pedir para comer, por hacer de Cáritas la cola de Europa, por llevar a todo un país al pánico de la supervivencia, por arrastrarnos a la desesperación.
Os odio por gratificar con la libertad a etarras asesinos amparados en hipócritas cuestiones humanitarias con quien durante décadas apretó el gatillo que arrasó la existencia de miles de personas, unos cobardemente asesinados y otros mutilados cuando no muertos en vida.
Os odio por cobardes, ambiguos, pávidos y timoratos al no defender con firmeza, coraje y cojones la integridad territorial de España.
Os odio por canallas, porque la cosa no va con vosotros, por no parar esto, porque no hacéis nada por nadie, porque solo sabéis tiraros los trastos, porque os prima lo privativo, porque mentís, porque engañáis, porque vivís del pueblo pero no para el pueblo, porque permitís lo imperdonable, porque nos habéis llevado a la ruina, porque nos estáis amargando la vida.
Por todo ello, os detesto, os aborrezco, os maldigo y …os odio.