Bienvenido a mi Blog

Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros. (Groucho Marx)

domingo, 17 de marzo de 2013

Rosa rosae


La ex preboste por ministra Mari Antonia Trujillo, curiosamente del mismo nombre que la albóndiga asesina,  muy socialista y zapateril ella, inexplicablemente licenciada y Doctora en Derecho, si, esa que hablando de los desahucios soltó la perla de que "el que tenga deudas que las pague", muy ufana y en un vasto cólico de lucidez y modernidad, ahora nos viene con que "estudiar cultura general, geografía, ríos y cosas así es… educación franquista". Si, leen bien, no se froten los ojos, ésta lerenda fue ministra con el peor presidente de gobierno de la historia de España. No nos extraña nada.
Esta impresentable fue ministra de un país analfabeto, de un país mal educado donde un porcentaje alucinante de diplomados en Magisterio, que no maestros, supuestamente por título como capacitados para impartir cultura, sabiduría y conocimiento a "esgalla", no conocen la equivalencia en gramos de dos kilos y medio,  ni idea de por dónde pasa el Duero o Guadalquivir y los más cultivados hasta afirman que Soria es una comunidad autónoma, la gallina es un mamífero y un escrúpulo... la salida del sol.
Es lo que hay pero lo bárbaro no es el cúmulo de tanta barbaridad, lo peor no es eso, eso se podría remediar en todos los sitios menos en Cataluña por supuesto ya que habría que coger el toro por los cuernos, lo más patético y vergonzoso es el argumento de defensa y ridículo corporativismo que esgrimen los sindicatos y especialmente Comisiones Obreras de Madrid, verdaderos comités de la estupidez más espantosa al escandalizarse por sacar esta información y esgrimir que "la prueba de conocimiento se fijó apenas cinco meses antes de las oposiciones y con un temario muy amplio que no incluía esas preguntas", evidentemente causa más que suficiente y argumento aplastante para justificar el desconocimiento de que la gallina es un ovíparo, el caracol no es un crustáceo y Soria una provincia de Castilla y León. Menos mal, que alivio…
Nunca podríamos llegar a imaginar que la mediocridad a la que tan acostumbrados estamos  en "estepaís" fuera tan contagiosa como para alcanzar al magisterio, jamás, pero todo cambia, está claro, nosotros en nuestro ancestral y franquista modelo educacional, de ahí nuestra incultura, nos peleábamos a diario con Quevedo, Góngora o Cervantes, traducíamos a Tito Livio y nos tragábamos a Clarin con su odiosa Regenta como libro de comentario, evidentemente así nos va, aunque sepamos hallar la superficie de la circunferencia, conozcamos a dedillo la ruta del Duero y escribamos correctamente "Valladolid".
Todo cambia, ya no se declina el latín, no se estudia geografía, no se enseña a escribir, no se lee, se desprecia la literatura, se omite la historia, las faltas de ortografía no son causa de suspenso, en fin y mira que me jode la expresión pero ahora más que nunca… es lo que hay. Quizás y solo quizás, aún a riesgo de ser tachado de lo que nos la bufa por tiempos, debiéramos retomar la situación, quién sabe, igual habría que empezar de cero, igual habría que tomarse la cultura en serio y quizás y solo quizás volver al... rosa rosae.

3 comentarios:

  1. Muy bueno, otro acertado artículo de tu firma. Enhorabuena Pin. Saludos grandes Mariluz

    ResponderEliminar
  2. Creo que se podía volver al rosa rosae, al respeto a los mayores, al esfuerzo para conseguir un fin, a comprar lo que puedes pagar, a vivir tu vida, no la de los demás, a la seguridad de la confianza, a la ayuda gratuita, no por favores, sino porque si,..., desgraciadamente, me estoy dando cuenta, que soy un carca para los evolucionados-apoltronados contemporáneos, con los que me toca convivir, eso sí, con respeto, con mucho respeto.¡¡¡¡ A LA MIERDA!!!!.
    Un abrazo pin.

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo con Yuco y claro, con PIN. Me habéis impresionado con vuestros comentarios.. La realidad es distinta a la que nos intentan vender.
    Aquí en la universidad de Valencia ya no se hacen macrobotellones, ahora se denominan "paellas alternativas", que inician al medio día de cualquier jueves, y solo dios sabe cuando acaban..
    Hace poco que publicaron en el diario Levante, la voz progresista de Valencia: "Los decanos de ambos centros han adoptado esta decisión después de que varios estudiantes en estado de embriagadez accedieran hasta los aularios donde se estaban impartiendo las clases." (Escrito textualmente)

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.