Bienvenido a mi Blog

Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros. (Groucho Marx)

lunes, 28 de octubre de 2013

Los intocables


Los intocables no sólo es el título de la pelí de Eliott Ness, los intocables son otros personajes, son los que cortan el bacalao, los privilegiados, los inviolables, los elegidos, los putos amos, los dueños del "prao".
Los intocables son prebostes sin respeto, próceres sin escrúpulos, ilustrados sin lustre, instruidos sin instrucción, casta sin linaje, tribu aleccionada, clase que sabe, ralea que manda, clan que promete, camarilla que mete, banda que ríe, comando sin fondo.
Los intocables son sagrados y consagrados, indiscutibles e irrebatibles, irrefutables e incuestionables, soberbios e incontestables, onerosos y poderosos, indignos e inmorales, cínicos y víricos, falsos e hipócritas, mentirosos y vanidosos, presuntuosos y petulantes, engreídos y poseídos, egoístas y aprovechados, ruines y beneficiados.
Los intocables son resto y morralla, basura y porquería, jactancia e inmodestia, prepotencia y alevosía, menoscabo y desprecio, ofensa y afrenta, agravio e insulto, deshonor y deshonra, mentira y desvergüenza, ignominia e infamia, humillación y deshonra, cobardía y degradación.
Los intocables son hombres y mujeres sin honra, tipos sin honor, elementos sin humildad, personajes sin honradez, individuos sin lealtad. Son vagos redomados, inútiles acreditados, mangantes consumados, facinerosos con firma, chorizos encorbatados, ladrones achaquetados, cuatreros acreditados, salteadores con carné, desgraciados con audi, delincuentes con pedeá y estorbos con aifón.
Los intocables. Esos son.

martes, 22 de octubre de 2013

Han ganado.


Por más vueltas que le doy, no abandono la idea de que lo que está pasando con el rechazo del tribunal de Estrasburgo a la Doctrina Parot es una amnistía en toda regla, una rendición encubierta al afectar intencionadamente y como labor disimuladora a otro tipo de presos... pero amnistía.
Precisamente el que fuera Secretario de Estado de Justicia con Zapatero, el ínclito juez Luis López Guerra es el autor intelectual del fallo, resultado ni más ni menos que lo pactado en su día por el que fuera peor Presidente de la historia de España, deplorable y nefasto personaje que sencilla y llanamente nos vendió dilapidando de un plumazo el honor, la honra y la dignidad de un pueblo, traicionando unos valores históricos y faltando al respeto de la ética y la moral.
No importa nada, Zaragoza, Vich, Llodio, Hipercor o Santa Pola sólo son un sueño, los más de ochocientos cincuenta muertos son la calderilla simbólica de venta. Que pena, que rabia, que dolor, que asco...
Estrasburgo ya se pronunció anteriormente con el desorbitado sobrecosto y desvío de fondos en la construcción del puerto del Musel, otra vez ordenando repetir el juicio de Rumasa etc... y no se le hizo ni puto caso pero curiosa y sospechosamente en esta ocasión, todo son prisas por acatar el auto.
Ahora vendrán los homenajes en sus pueblos, serán recibidos como héroes, tendrán calle o glorieta y con un poco de suerte en cuatro días hasta serán elevados a concejales de Bildu. 
No merece la pena escribir sobre ello, divagar es tontería, es soplar al viento, se han pasado por el arco del triunfo el dolor, las lágrimas, el frío y la soledad de las víctimas, han escupido sobre el recuerdo, la memoria y los ataúdes de la verdad. España es una mierda, una puta mierda, un país sin gobierno, orgullo y valor y hoy me siento más avergonzado que nunca, humillado como español y abochornado como hombre.
Que hagan lo que les salga de los huevos, más ya no pueden hacernos, yo lanzo la toalla de la dignidad, han ganado, serán unos malditos asesinos, unos cobardes, mafiosos, putos miserables e hijos de puta pero... han ganado.