Bienvenido a mi Blog

Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros. (Groucho Marx)

miércoles, 19 de febrero de 2014

Lágrimas de picoleto.

Tiene morro el cabrón, se ha dejado la cartera no sé donde y me toca pagar las cañas, el caso es que no es un truco, es que es verdad, no me pilla de susto ni es la primera vez. Hace años que nos conocemos, es un buen tío, es buena persona o por lo menos a mi me lo parece, es un veterano que conoce el terreno y sabe de lo que habla, es mi amigo picoleto.
De la Guardia Civil se refiere como "los míos", si le calientas sale el "picotalibán" que lleva dentro, habla de cosas desfasadas como historia, respeto, honor, sacrificio y servicio, se define como nostálgico de la verdad, el decoro y la dignidad. Es un picoleto con pedigrí, un guardia de arriba a abajo.
Define a la clase política como prostiputas baratas y bien pagás, de la corona simplemente no habla, de la prensa calla y no otorga, del que pegó el bolazo al agua dice que es un mamón, un mamón que si o si... seguro que habrá visto caer asesinados compañeros en las vascongadas, que se habrá jugado la vida veinte veces por cualquiera de aquellos parias que sin saber nadar lo hacían hacia el paraíso, que habrá visto pasar cientos de negros entre el silencio de los bramadores y el desprecio de los mandamases, un gilipollas que llora la tragedia ajena, un tonto que habrá compartido mil bocatas en la valla, un pringao de cuatro perras, un hombre con corazón partido de sacar muertos en Ceuta, Corralejo, Mauritania o Senegal, un hombre de carne y hueso. 
Mi amigo picoleto ataca en defensa propia, critica con dureza al puto y puntual interés de la dejadez, a los olvidadizos que insultan porque toca, a los miserables que cargan el muerto a los suyos, a los sucios faisanes y siniestros ruGalcabas que desde las cloacas tienen la poca vergüenza de hablarnos ahora de respeto a los derechos humanos, a los ministros que mienten por sistema y sin necesidad, a los cínicos que no tienen cojones de afrontar los hechos con la verdad, a la hipocresía de la soraya de turno que degrada, ofende y humilla sin tener ni puta idea de lo que habla, a la santería de los que en la puta vida bajan al ruedo de la realidad, a la falsedad del rojillo postmoderno que hoy defiende con su vida al negro que ayer se la traía floja, a la beatitud del pijoflauta que larga con los huevos calientes desde hoteles de cuatro estrellas, a los subvencionados oenegeros en defensa del moco del caracol que ahora se apuntan al tiro al guardia, a quien desde el desconocimiento, el odio y el rencor ofende a los suyos, se los come.
Mi picoleto está quemado y se calienta, dice que no es monja, que es un Guardia Civil y está para lo que está pero le puede la impresión, la vehemente defensa de lo suyo, la transparencia de su verdad, el corporativismo de su honor como divisa, el compañerismo, la entrega, la fe ciega en los suyos, le puede la emoción y la vocación.
Pido un par de cañas, no queda otra así que pagó yo, mi amigo se ha dejado la cartera no sé dónde, no es un truco, es verdad, es una buena persona o por lo menos a mi me lo parece, está emocionado, le puede la impotencia de tanta infamia, tanta mentira, tanto abandono y tanta traición, le puede su verdad y disimula como puede las lágrimas, son lágrimas de honor, son lágrimas de picoleto.

16 comentarios:

  1. Me ha llegado el enlace a este post por el facebook, no conocía este blog. Seas quien seas, gracias. Un Guardia Civil de carne y hueso.

    ResponderEliminar
  2. Pues bienvenido;! Aquí Pin dice verdades como puños. Que lo veamos del mismo color o no algunos temas, es hasta lo más lógico. Pero lo que si vas a leer es una critica de lo INJUSTO.

    La Guardia Civil es de otra casta, otra escuela, es otro sentir,. Es devoción y no profesión.

    Aplausos Pin.

    ResponderEliminar
  3. La cuestión es que seguiremos con nuestro trabajo, sacrificio y sufrimiento, con los Valores que nos han llevado hasta donde estamos, preocupados por nuestro Compañero y con el fin de servir al Ciudadano, aquel que muchas veces no nos ve, o simplemente nos ignora, quizás ese es el mayor daño, hacer nuestro trabajo y saber que no estamos reconocidos.

    Ricardo

    ResponderEliminar
  4. Como siempre paga el más débil, el único que hace su trabajo cumpliendo órdenes de chupopteros inútiles y braguetas ocasionales. Simplemente decir, VIVA LA GUARDIA CIVIL, Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Pin haces llorar hasta las piedras..

    MUY BUENO.

    ResponderEliminar
  6. ¡Que grande eres Pin! yo también tengo un amigo picoleto y curiosamente se parece un montón al tuyo. Digo lo mismo que Pepe, hacer llorar a las piedras.

    ResponderEliminar
  7. Gracias de todo corazón de parte de otro picoleto, a esta señorita o señora por el adjetivo "de grande" pero como no estamos acostumbrados a tales reconocimientos en nuestros caminar por la vida cumpliendo con nuestras obligaciones en bien de nuestros ciudadanos, la verdad es que me ha llegado a lo más hondo. Del resto en el presente escrito, me reservo el derecho de no hacer comentario alguno, para disfrutar del momento tan feliz del que esto disfrutando en estos momentos. Gracias mil gracias..

    ResponderEliminar
  8. Muy buena PIN, ¡ que verdad ! socio. Lo has bordado "Lagrimas de Picoleto"

    Un abrazo
    Efra.

    ResponderEliminar
  9. A todos los que ya estamos mas p´a ya, que p´a acá, estas cosas nos revuelven las tripas. esto ya no es lo que era y claro, cuando a uno le ponen a huevo, darle a la sin hueso, pues contamos y contamos. Al final como aquellos abuelitos, contando batallas de la mili. ¿Lagrimas?, a la vista de la actualidad me remito, las lagrimas son como puños.
    Un fuerte abrazo y gracias por acceder a lo mas profundo de esos picoletos y de los caimanes, que como siempre, estamos cabreados.

    ResponderEliminar
  10. Felicidades por tu entrada.
    Es una vergüenza que Rubalcaba y compañía ataquen a la Guardia Civil para sacar un rendimiento político.
    Con tu permiso comparto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. 3500 si si, al menos 3500 inmigrantes rescatados en estos últimos años por esos picoletos desalmados...a esta escoria política les importa un mojón los 15 en cuestión,aquí todo el mundo va a lo suyo menos yo que voy a lo mío.
    la institución más valorada por los ciudadanos de a pié,es decir la gente que percibe el trabajo día a día.GRACIAS PIN.

    ResponderEliminar
  12. RuGalcaba no es digno ni de nombrarla, nadie podrá con la Guardia Civil, todo lo que está pasando se volverá contra él y quienes intentan mancillar su honor. Instituto gloria a ti. Viva España, Viva la Guardia Civil.

    ResponderEliminar
  13. Un buen artículo cargado de razón, gracias amigo. Estas ONGs y partiduchos de izquierda que tanto critican la actuación del Gobierno y de la Guardia Civil, si ellos tuvieran que decidir sobre el tema, quizás lo harían peor, el Psoe tiene mucho que callar y en especial el Rubalcabra, durante su mandato hubo a menos cinco muertos y se instalaron concertinas sobre la valla, no se porque critica tanto. Gracias amigo otra vez, pero esos compañeros que están guardando la frontera lo que necesitan es apoyo de gente como tú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy de izquierdas y estoy avergonzada viendo como algunos por poder son capaces de arrastras por el suelo a unos trabajadores que hacen las cosas honradamente, todo lo mejor que pueden, mientras los que tienen la responsabilidad política de evitar la inmigración con mas justicia para los países empobrecidos, no hacen nada, y después buscan chivos expiatorios.

      Eliminar
  14. Hombre Pin... cuanto tiempo. El Conde Ajo sigue activo y no veas lo que me ha alegrado verte por aquí. Soy Efrén de Polis y Bluebodys. Precioso artículo como siempre. Ahora ya te vuelvo a tener localizado. Estaré al tanto mediante las RSS. Un abrazo y enhorabuena... lo has bordado.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.