Bienvenido a mi Blog

Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros. (Groucho Marx)

lunes, 30 de junio de 2014

La puta y la santa.


De lo dicho ná de ná,  como dice mariadelcarmen, cuando uno se muere... "Hasta las putas son santas". Es lo que hay.
Hoy Rugalcaba es todo un modelo de político honesto, ilustre estadista, inteligente a más no poder, lumbreras, honrado a carta cabal, dirigente sin parangón, guapísimo a reventar y la virgen santa, ya no es un estorbo y lastre de remendón para los socialistos ni el heredero de Mister Equis, zafio, maquiavelo y nostálgico de la checa para los pijoperos.
Ya no existe la chapuza del GAL, el Faisán ni el chivatazo a ETA, ya no es un acabado, un perdedor nato ni un fracasado que ha convertido el pesoe en un partido roto en mil pedazos, en estado vegetativo, con cuidados paleativos y presente marginal, nada de eso, pelillos a la mar. El ex-vicepresidente y superchuli que lo fue, ministro del interior Rugalcaba es una eminencia, un icono de sabiduría, un semidios, un ídolo y hasta glorioso, vamos... como el atleti.
Nadie va a decir que estaba acabado, que políticamente agonizaba, que no le quieren ni para secretario de su comunidad de vecinos, nadie va a decir nada, ni los suyos le van a echar de menos, quieren que se pire y que se pire ya, cuanto antes para pasar página y punto. Hasta con las orejas aplauden su marcha los socialistos.
Somos como somos, de puta a santa cuando cascas el huevo, nadie va a decir que con su coleguita zapatero llevó a "estepaís" al desastre, a la ruina más absoluta, al borde del caos, a la quiebra económica y la desesperación social, que gracias a él y otros como él estamos como estamos, nadie lo va a decir.
Se va, el monárquico y sonrojante republicano de pro se pira, se larga despedido por la casta con una ovación tan antológica como hipócrita y tan absurda como bochornosa, este nefasto y dañino personaje al que en su pueblo no quieren ni ver, se va, que pena, con lo majete que era...  que se lo pregunten a Rajoy.
Lo de "estepaís" es acojonante, tenemos hipocresía para regalar, somos unos ambiguos, unos turbios remilgados y oscuros resbaladizos, somos unos pamplinas con la memoria justa para pasar el día y más falsos que la teta de un travesti.
Si ya lo dice Mariadelcarmen que es más lista que el hambre, si, ... eso, ... lo de la puta y la santa.

4 comentarios:

  1. Muy bueno, Socio, Muy bueno. Apúntate un 10,5

    ResponderEliminar
  2. Son todos iguales, se trata de mantener su sistema laboral , da igual que estén a la dcha que a la izda, si tienen que joder para que su empresa les mantenga pues joden y el interés publico sólo lo sienten en épocas de elecciones.

    ResponderEliminar
  3. La daga sigue afilada, como de costumbre. Yo ahora estoy en dique seco por cuestiones de salud.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.