Bienvenido a mi Blog

Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros. (Groucho Marx)

miércoles, 2 de julio de 2014

Talquistina.


Que digo yo que eso de las palabras solemnes y bravuconas en referencia a los sueldos y sueldas miserables, así como los derechos y derechas de los trabajadores y las trabajadoras del mundo y la munda, conceptos de los que no solo hoy sino cada día cacarean hasta la brasa los ínclitos e ilustradísimos líderes sindicalistos y sindicalistas... pues que si, que está muy bonito sobre todo viniendo de Don Cándido y el Señor Toxo, dos señoritos de kilito al mes y rolex en la siniestra que viven por cuenta ajena y no han pegado un palo al agua en su azarosa, relajada y no menos disfrutada vida. Muy meritorio.
Estos preclaros de la vida, insignes iluminados, destellos de sabiduría autoerigidos como abogados de los pobres y defensoras de las parias, fugados ellos y desertoras ellas del callo diario desde los diecinueve, hijos e hijas de la subvención que a cuenta de las artrosis y lumbalgias de los demás no han hecho fila en las colas del paro en su puta vida, pues bien, si, esos mismos, ahora resulta ser que gozan de autoridad moral para la representación de los tristes y tristas pagainfantas que poblamos el Reino de la Leti y el Froilán, pues va ser que no mire usté. A mi... NO.
No proponen, no se implican, no contribuyen, no aportan, no curran y ni se inmutan con la miseria que nos está cayendo encima, pero eso si, mientras ésto nos arrasa... tírame pan y llámame gorrión, congresito por aquí, comité por allá, reunión por aquí, asamblea por allá y ya que estamos, pegatinas fuera y a las mariscadas, perdón, barricadas. En que estaríamos pensando...
Facturas de Judas aparte, tenemos un modelo sindical patético, lleno de chupatintas blindados por su superior, aventajada y acomodada situación laboral, adosados amparados desde cualquier asociación, federación, confederación, agrupación, gremio o colectivo que nadie sabe para que valen pero nos cuestan una pasta gansa, estériles, improductivos e inútiles integrales metidos a político de megáfono portátil sin las obligaciones del resto de los mortales y currinchis, sin horario, itinerario y mucho menos calendario, no hay más que fijarse un poco y comprobarlo, oficinas de sindicatos cerradas, liberados ausentes, delegadas de compras y cartelitos de "vuelvo enseguida" cuando ni está, ni se le espera. Pa qué...
Son como son, "compañeros ejemplares" pero mal acabados con horas sindicales que dedican a todo menos a tal actividad y aprovechando su afortunada, privilegiada e intocable posición, las acumulan por la cara uniéndolas a las vacaciones de navidad para "joder" al prójimo, modélicos "camaradas" a los que solo ves cuando te piden la firma para no sé que chorradas, paradigmas de "colegas" que nunca madrugan, guapitos de cara que jamás doblan el espinazo, y supertovarich que sin manual de instrucciones son incapaces de ponerse el mono.
En fin, cofrades de distinto cristo en un sistema sindical único en el mundo por lo vergonzante pero ojito... ni se te ocurra criticarlo, se forma inmediata serás tildado de cutre, cutra, facho, facha, franquista, franquisto y la de Dios. El sistema ni tocarlo que te montan el pollo...
Es lo que hay, ajo y agua que sarna con gusto no pica, y si pica... talquistina y a cascarla.

2 comentarios:

  1. Destino desaparecer y cambiar o morir. Entraron en la buena vida y fácil dinero y ahora se les ve el plumero Elegimos gente con conocimientos para que dejaran el trabajo y nos defendieran, pero como había pasta contrataron a otros para hacer el trabajo y ellos reuniones y jamadas. Ahora a apretarse el cinturon y MUCHA TALQUISTINA. Muy bueno Pin

    ResponderEliminar
  2. Pues si, y esto no cambia, cuanto más se remueve empeora. Felices tiempos de la ignorancia por falta de libertad, ahora que tenemos libertad se llenó el mundo de ignorantes, hasta tal punto, que llega a ser eximente de cárcel, para algunos, por supuesto.
    Esta libertad de la que disfrutamos, siempre en beneficios de unos pocos, no permite críticas, ni comentarios argumentados si no van a favor de lo establecido y de los apoltronados. Como se lo explicamos a nuestros hijos, o les enfocamos a ser unos ... para que puedan vivir sin complejos. Me sigue quedando muy mal cuerpo y no mejoro, un saludo a todos.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.