Bienvenido a mi Blog

Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros. (Groucho Marx)

jueves, 17 de julio de 2014

Vergüenza


Debe ser la costumbre, la rutina, la terrible normalidad de la convivencia con la miseria, la deleznable omisión como genérica respuesta social, el pasotismo  o el sunsuncordan, el caso y lo triste es que apenas nadie la echa de menos, nadie la recuerda.
Hablamos de la vergüenza, nos referimos a ese incómodo por deshonroso sentimiento de pérdida de dignidad causado por una falta cometida, humillación o insulto recibido y no lo digo yo, lo dice la Real Academia de la Lengua... lo dice la RAE.
No vamos a entrar en la melancolía del desfasado, no vamos a referirnos al amor propio, el pundonor, el orgullo o el decoro, no, Dios nos libre, para nada, faltaba más, eso es propio de nostálgicos del antiguo régimen y nosotros somos personas postmodernas, guays borjamaris y supermegachachis demócratas de la muerte muertísima.
Este hoy decadente Reino de Taifas y patético feudo de pagainfantas otrora cuna de la hidalguía, el honor, la decencia, la generosidad, el altruísmo y las gestas heróicas no la echa de menos, la vergüenza no cabe, no tiene sitio, no encaja en el corruptódromo nacional en el que se ha convertido esta mierda de chupópteros subvencionados, parásitos consentidos, vagos privilegiados, inmunes aforados, liberados del tajo y vividores del callo ajeno. Aquí no cabe la vergüenza, no hay lugar, no tiene sitio.
La vergüenza es la gran ausente en la prostituída sociedad española, esa que consiente y mira para otro lado ante la terrible extensión de la pobreza, el hambre infantil y el revolver entre detritus por tanta basura política, tanto ERE podrido, tanta millonada barata, tanta pensión vitalicia, tanto privilegio absurdo, tanta gestión criminal, tanta apropiación indebida, tanto llevárselo por la cara, tanto todo va bien, tanto aquí no pasa nada y tanto llámame gorrión...
Mientras tanto, todo pasa y nada sucede. Hoy es jueves, es un día más, una equis cualquiera en el calendario, un día que pasará desapercibido excepto para el que no tiene pan para comer, ilusión para vivir y esperanza de futuro.
No la hay, no está ni se la espera, no quedan vestigios de su presencia ni huellas de su paso. Nos referimos a la vergüenza, miramos hacia atrás y preguntamos al nostálgico desfasado, a ese que sentado en el pasado nos mira con melancolía hablándonos de honor, decoro, patria y justicia. Flipamos, nos habla de fantasía, quimeras y utopía,  nos habla de sueños imposibles, de lo desconocido, de términos que solo están ... en el tocho de la RAE.
No lo miren mal pero es que ser español, hoy me da vergüenza.

3 comentarios:

  1. Queda dicho, pienso como tu, que triste... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Pin es la relidad de lo que esta sucediendo, y ves a conocidos tuyos, gente que de verdad, tiene necesidades pero necesidades para dar de comer a los hijos, gente que tenía su trabajo, y ahor además de no tener trabajo, no encuentra por que no hay, y el que hay, se pasan y dicen si quieres por x entras a trabajar y si no pues entra otro, una verguenza lo que esta pasando, y después vienen hablando de que todo va bien, que este mes ha bajdo el paro, y no preguntan a la gente que tienes en la fila de los centros sociales que acuden, para que les den algo para comer, mal vamos, las personas que elegimos, supongo que lo veran igual que nosotros y darán solucioness

    ResponderEliminar
  3. Hoy tremendo Pin. Siento mucho estar tan de acuerdo, sencillamente me pone triste.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.