Bienvenido a mi Blog

Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros. (Groucho Marx)

martes, 25 de marzo de 2014

A la trena!

Queremos entender y es tan fácil que sin querer lo entendemos, es de lógica, es la verdad, la puta realidad. La situación es desesperante, límite para miles y miles de pagainfantas, para hombres y mujeres que cada día desayunan con la frustración de un nuevo amanecer, que no ven el mañana por la oscuridad del presente, lo entendemos, no queda otra, es así y ante ello se rinde la razón, la situación es tal que supera con creces la justicia de la causa, es un motivo sobradamente honrado para poner el grito en el cielo, para gritar, pedir justicia y reclamar a la privilegiada casta que nos desgobierna el derecho a vivir con dignidad, a trabajar y comer cada día, a ganarse el pan y volver a tener ilusión por vivir. 
Así es, es de total justicia pero hasta ahí. Lo que no podemos entender es los de los guerrilleros éstos, los tontoflautas defenestrados, los niñatos de la pedrada y el cohete, los interesadamente automarginados para justificarse y no pegar palo al agua en la puta vida, los vividores por cuenta ajena que ocupan por cojones y en uso del propio albedrío, los adosados que reclaman derechos sin obligaciones, los de la cobarde capucha, los vagos titulados, los indecentes apólogos del terrorismo urbano, los sabandijas de la palestina en pleno agosto, los de la ridícula "resistencia" que no resisten ni tres días en el andamio, los hijos de puta que se divierten destrozando lo que les sale de los cojones y matan su aburrimiento machacando a patadas la cabeza a un policía al amparo de una reclamación ciudadana tan motivada, honesta, honrada y justa como la de la dignidad. Esos son terroristas y por ello donde tienen que estar es en la puta trena. Y punto.
No se puede consentir, es intolerable lo de éstos niñatos. imbéciles e inútiles malcriados, es vergonzoso el comprobar como este chachi, megaguay y superdemocrático sistema consiente sin rubor que los parásitos éstos se muevan libremente utilizando de forma pública las redes sociales que seguro les pagará papuchi para convocar movilizaciones y llamamientos a la guerrilla urbana, es inadmisible el verles quedar para reunirse con la inocente intención de quemar vivos a policías. Es totalmente vergonzoso.
Una sociedad que permite y calla ante ésto es una sociedad enferma, podrida y carente de valores como el respeto y la educación, es una sociedad aborregada, inculta, temerosa, acojonada y sin orgullo, es una sociedad que necesita urgentemente recuperar la sensatez y retomar el pulso a la escala de valores, a la verdad, a llamar a las cosas por su nombre y poner en su sitio al maleante, al vago y al hijoputa porque lo de éstos niñatos de mierda es terrorismo y el terrorista donde tiene que estar es... en la trena.!

domingo, 16 de marzo de 2014

Pollas en vinagre.

Noches alegres mañanas tristes. El hecho de que tal afirmación sea una verdad como un templo es muy mosqueante, de hecho es altamente sospechosa tanta sabiduría, certeza y puntería, a ver si resulta que el refranero habla por experiencia propia..., entonces es que al muy cabrón le ha pasado como a mi, que anoche se ha puesto tibio de yintonis de esos...
Lo malo de tales amaneceres no es la resaca consiguiente, la acidez de estómago, el dolor de cabeza o los vagos recuerdos de aquella gorda pegajosa que tenía tal castaña que solo por dejarla pasar primero le parecimos atractivo o cuando menos resultón, está claro que no hay nada que embellezca más a un calvete cincuentón que el alcohol que ingiera la cuarentona que le mire, pero a lo que íbamos, lo malo no es todo eso, no, eso son minucias y lógicas secuelas de una noche de imprevisto escaqueo, lo peor es pillar un café y encender el ordenador con la dominical intención de leer el mentidero, que inocente..., así, sin calentar, sin estiramientos, preparación ni red protectora, como un auténtico legionario, con dos cojones.
Pues bien, ahora resulta que los insoportables, envidiosos, llorones, casposos, aburridos, tediosos y cargantes nazionalistas catalanes, en caso de lograr su ansiada independencia y separación del reino reclamarían para si la propiedad del cuadro de las Meninas, ¡¡¡tócate los huevos!!! ni puto caso.
Yo al menos lo confieso, soy responsable de mis actos y debilidades, con toda la dignidad del mundo he confesado que si, que es verdad, que así fue, que anoche bebí y no uno, ni dos ni tres, fueron unos cuantos yintonics de esos, pero estos gilipollas nada anónimos, ignorantes conocidos e imbéciles declarados callan y no lo confiesan pero a la vista está que les gusta empinar el codo y se pillan cada pedal...
A ver si con un poco de suerte ganan su referéndum y se van a tomar por el culo de una puta vez, más que nada porque el encontrarse con éstos imbéciles cada día en la prensa se está convirtiendo en algo repugnante y lo que es peor..., en mañanas tristes como la de hoy está probado que Cataluña nos roba, nos roba el derecho a una resaca de las de siempre, una resaca de hombre, sin petulantes ni desagradecidos dando por el culo con tanta independencia, tanto tostón y tanta tocachirla matutina.
Que se vayan, que se vayan de una puta vez porque nosotros somos muy tradicionalistas, muy como hay que ser y con éstos estirados gilipollas al lado, ni las resacas son lo que eran y como dice mi gran y querido amigo Juanito de Baeza, que se callen ya, que nos dejen en paz de una puta vez, que no nos toquen los huevos, no mareen tanto la perdiz, se vayan a tomar por el culo y se dejen de ..."pollas en vinagre".

sábado, 1 de marzo de 2014

La sueca.

No quería divagar sobre la sueca, pero tengo que ser lógico y consecuente conmigo mismo porque siempre he dicho que no hay que ignorar a nadie, que a cada uno hay que tratarle como se merece y al gilipollas de vez en cuando hay que recordarle su minusvalía condicionante. Así que al final, lo siento Maricarmen aquí estoy, me puede la úlcera.
La sueca no es que no sepa lo que dice es que no tiene ni puta idea de lo que habla o quizás lo haga al dictado de algún gilipollas que como ella no se cosca de lo que va la cosa, sus palabras se pasan de imprudentes, rozan la temeridad y sobrepasan la mala fe así que ahora vas y o cascas mona... 
La erudita comisaria europea de Interior, la sueca Cecilia Malmströn, que hasta el nombre tiene feo, culpa a los Guardias Civiles de la muerte de los quince inmigrantes en el límite marítimo fronterizo de Melilla. Fin de la cita que diría Barbacana.
Con dos cojones. La piba se ha quedado tan ancha tras acusar del homicidio y la tragedia a los Guardias Civiles intervinientes el día en cuestión. La comisaria sueca es tonta, muy tonta, tontísima y además tiene muy poca vergüenza, casi ningún respeto y ninguna decencia. Por mucho cargo que tenga y comisaria de los huevos que sea, lo que hay que ser es muy canalla y tener muy poca dignidad para acusar a nadie de algo tan grave de una forma tan imprudente, temeraria, gratuita y ligera, hay que ser muy hijadeputa para realizar una acusación de tanta gravedad al cobarde amparo de su inmunidad, impunidad, privilegios, prerrogativas y sin absolutamente ninguna prueba. Miedo nos da el comprobar en manos de quienes estamos, pánico.
Nos tranquiliza enormemente saber que también de Suecia exportan políticos gilipollas, serena nuestro ego, pensábamos que la generación y exportación de inútiles, estériles, incapaces y disminuidos solo se daba en España, nos agrada saber que fuera hay quien se quita del medio incompetentes, indoctos e inútiles con parecido modus operandi, largando a quien demuestra tanta desfachatez actuando de forma tan irreflexiva al acusar de algo tan grave sin ningún sin conocimiento y hablando con tanta ligereza e imprudencia que ofende gravemente a un colectivo como el de la Guardia Civil, lo que inevitablemente ha obligado a una de sus asociaciones a presentar una querella criminal contra la sueca de los cojones.
No demuestra mucha inteligencia la iletrada comisaria, más bien denota mucha impericia e ineptitud, a no ser que, quien sabe y en un intento de justificar lo difícilmente justificable, que hubiera que buscar relación causa-efecto en algún puntual problemilla de consumo de grifa, costo, chocolate, juanasmaría o vaya usted a saber. Como no sea eso.... 
Estamos apañaos, como para sentirse europeos con calaña como ésta manejando el cotarro. Para largar de esa forma por esa boquita y con tanta irresponsabilidad, por ésta vez y aunque solo fuera por respeto a lo desconocido, a algo que le queda tan grande como la historia, el prestigio y honor de la Guardia Civil, por una puta vez y sin que sirva de precedente, más le hubiera valido callar su asquerosa boca y hacerse la sueca.