Bienvenido a mi Blog

Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros. (Groucho Marx)

lunes, 12 de mayo de 2014

Cupido.


A España le pasa como a la Pantoja, las hormonas del amor le impidieron ver la verdad y se hizo de oro en defensa propia, cuestión de endorfinas supongo pero el caso es que la pobre tonadillera estaba obnubilada, agilipollada, cegada por el de las flechitas, vamos como "estepaís", aunque dudamos que lo nuestro no sea por amor sino por las almorranas, el caso es que no espabilamos. La culpa es de Cupido.
En el mercadillo nacional tenemos de todo y muy barato..., "revolved hijas mías, revolved que lo tiramos, todo de marca". En "estepaís" de sumisos pagainfantas, no sabemos si por culpa de Cupido, Eros o Afrodita pero el caso es que tenemos asesinos en primera línea de la política, terroristas liberados de potes por la kalea, secuestradores y torturadores de cañas por diarrea terminal, violadores a un euro, pedófilos en oferta de tres por dos, pederastas de paga uno y te llevas seis, pervertidos al peso e hijos de puta a granel, ¡¡Viva Honduras!! que diría el infausto Trillo.
Tenemos de todo hijas mías, en este disecado país tan vasallo y sumiso él, tan dócil, manso y dúctil donde mañana todo es historia, donde la memoria es la justa para pasar el día y la religión confesa es la Cleptocracia, tenemos de todo pero la culpa es de Cupido.
No sé si estaremos enamorados como la Pantoja o no pero el caso es que somos un país de risa, un país para que desde fuera se descojonen de nosotros hasta el disloque de la mandíbula, un país de chorizos y mangantes, un país más sospechoso que la mirada de un chino. Puto cupido...
Por arriba tenemos un reino donde el gallo, el de los hematíes azulaos, según cuentan se parte la cadera cepillándose (entre otras cosas) elefantes en Bostwana mientras preside de forma honorífica la WWF/Adena, un yerno empalmado por su ducado que está forrado para siete vidas como los gatos, tenemos políticos corruptos a cañón, con soberbia para regalar y menos vergüenza que un geranio, tenemos cargos vitalicios por mera coincidencia del apellido pijo-compuesto, Taifas con más chorizos que Revilla, vividores a esgalla, chupatintas a mogollón y etcéteras para parar un tren.
No pasa nada, como a la Pantoja, todo es por amor, por las hormonas del de las flechitas y las endorfinas, pero nosotros no tenemos la culpa, ni nosotros ni el chachachá, la culpa es de Cupido.

viernes, 9 de mayo de 2014

Da lo mismo.

Son días de intoxicación no solo luminaria, sonora o visual, son días de infección verbal e insulto al intelecto, días de promesas de hoy para mentiras de mañana, de paraíso imaginario, abrazos de Judas, paseos entre mercados, reparto de claveles y sonrisas plastificadas, son días de discurso fácil, palabras vacías, banderas de plástico, pegatinas baratas, pancartas caras, charlatanes entrenados, falacias insultantes, arcadas provocadas, días de náuseas y vómitos de dignidad. Estamos en campaña electoral y desde ya adelantamos nuestra intención al respecto, no tenemos ni la más mínima voluntad de participar en esta mierda a la que los interesados llaman democracia, no vamos pasar por el aro de votar para mantener a tanto vividor y además, no estamos para exportar nuestro talento, ya dimos bastante con las nunca suficientemente valoradas Aídos y Pejines. Ya tienen bastante.
Vamos con nuestra campaña personal, solo un poquito de nuestro postulado, unas pinceladas  de apología de la verdad, de memoria reciente, de hechos probados y verdades constatadas.
Los unos son buenos, los otros malos y aquellos ni pinchan ni cortan, se acusan mutuamente como si no fueran exactamente lo mismo, como si no les moviera la misma intención, como si no compartieran collar.
Los unos y los otros, lo mismo da, da lo mismo, unos, hordas filósofas de fracaso, morralla dimanante de las cloacas del estado, de la guerra sucia y la cal viva, históricos histéricos buceadores del odio visceral y el enfrentamiento social, adalides de la mentira y el terrorismo de estado, gales, roldanes, paesas y faisanes, hijos del 11M, la traición y la tentativa de probar siempre la mentira, negociantes con manos sucias, hipócritas confesos, chorizos probados, especialistas en el trinque, en Eres simulados, en Aves que no vuelan, en Margaritas sin flor, en chollitos de parto y negocios de reparto, en fundir sin fuego, en mariscadas por la feis, en Gurteles o Palmarenas, en Brugales o Malayas, Filesas o Naseiros, lo mismo da porque da lo mismo.
Sindicalistas de kilito al mes, de rolex en la siniestra, liberados blindados, líderes que no lideran, defensores que no defienden, sanguijuelas legales, vividores por cuenta ajena, perjurios, mentirosos, farsantes, traidores, impíos, renegados y malnacidos.
Todos son iguales, los mismo da porque da lo mismo, RuGalcabras o Rajaos, lo mismo nos da, todos ganarán, unos malos perdedores, otros, peores ganadores, todos repartidores de la miseria ajena, todos sospechosos por ambiciosos, insaciables, inmorales, obscenos y sin escrúpulos, lo mismo da que da lo mismo, Pujoles, Bárcenas, Pepiños o Ferranes, bigotes o Correas, Guerras o Camps, Costas, Fabras o Julianes, Chaveses o Griñanes. Lo mismo da que da lo mismo.
En España no hay presos políticos pero tampoco políticos presos y eso que en este reino de colmillos de marfil, elefantes disecados y sumisos pagainfantas, se reúnen más alcaldes condenados por corrupción que en toda la unión europea. Marca España, eso no lo dicen los unos, eso no lo cuentan los otros.
Lo dicho, lo mismo da porque da los mismo pero no da igual aunque al final… es igual, qué más da si da lo mismo.