Bienvenido a mi Blog

Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros. (Groucho Marx)

lunes, 25 de agosto de 2014

Jamás



Y no pasa nada. El parece ser que aburrido alcalde socialisto de una localidad sevillana de cuyo nombre no quiero acordarme cuelga en su cuenta de Twitter una imagen en la que tilda de "Malditos Yihadistas asesinos" a unos Guardias Civiles que aparecen fusilando a unas personas postradas de rodillas usando para ello como reales unos fotogramas pertenecientes al documental de Teo Manuel Abad "Flores tristes" y no pasa nada.
Este impresentable corregidor, el día que pierden la vida de forma trágica tras sufrir un accidente de helicóptero tres miembros de la Guardia Civil al intentar rescatar a una persona herida en los Picos de Europa, compara a la Benemérita con miembros de la Yihad islámica ultrajando así gravemente el honor, la dignidad de la institución y la memoria de tantos y tantos de sus miembros caídos en acto de servicio o a manos del terrorismo etarra por su mera condición profesional y no pasa nada, nunca pasa nada, no dimitirá, nadie le retirará la confianza ni cesará del cargo, nadie de arriba le recriminará por su ultraje a la Guardia Civil, no pasa nada.
No se trata de diversidad ideológica, memoria histérica que parece ser que tanto le interesa revolver ni debate a estas alturas sobre franquismo, fusilamientos, checas, paseíllos por las cunetas ni panorámicas desde las fosas de Paracuellos, se trata de exigir un mínimo de educación y respeto por parte de un bienpagao representante del pueblo, se trata de no mentir, de no manipular la verdad, de no provocar enfrentamientos y buscar la reconciliación en vez de mancillar de forma ruin, mezquina, interesada, gratuita y al amparo de la mendacidad y sin venir a cuento a una institución como la Guardia Civil, algo que al vomitivo preboste le queda grande, muy grande.
Esta es la calaña humana y morralla moral del gobernante en cuestión, éstos son sus valores y asquerosa condición, ésta es su naturaleza, la verdad. No pasa nada, esta mala persona, este politucho de mierda que desconocemos si antes de alcanzar el chupetegui por cuenta ajena se dedicaría a la electricidad, la fontanería, la venta de bragas a domicilio o vaya ustéd a saber qué, desprecia, humilla y mancilla retrotrayéndose más de setenta años atrás, quizás movido por odio, un rencor inusitado o simplemente porque le sale del higo, el honor de la Guardia Civil, de una institución con ciento setenta años de historia a los que tilda de asesinos al amparo de unas fotografías falsas y no pasa nada... no pasa nada.
Hoy no es un buen día para la libertad, para el respeto a la memoria de los caídos, para la decencia, el decoro y la dignidad, se ha faltado a la verdad, se ha recurrido a la falsedad simplemente para hacer daño, mancillar el honor y la grandeza de la Guardia Civil. Hoy es un mal día.
Que Dios si existe le perdone, las personas de bien, jamás.

martes, 19 de agosto de 2014

Eso si que no.

Todo tiene un porqué y más viviendo en "estepaís", un reino en el que no hay institución ni organismo alguno que pueda asegurar cuantos próceres cobran del estado, no lo hay, así que entiéndanme, ante tal caldo me caía bien el chico ese de la coletita
Si, lo confieso. No me disgustaba el iluminado ese de Jodemos. No sé, que sé yo, era algo nuevo, algo fresco y diferente ante tanta mierda, tanto hijoputa a jornada completa, tanto privilegio y tanta  corrupción, es más, desde su triunfo en las elecciones a la cosa esa europea hasta le escuchábamos, algo que viniendo de nosotros ya es la leche.
Pues eso, que nos interesaba y es lógico, me imagino que lo mismo les habrá pasado a miles y miles de pagainfantas esperanzados en hacer una peineta a tanta fetidez humana, tanto lastre, tanto vividor por cuenta ajena, tanto parásito y tanto senador sentado sin sentido.
Normal que de repente, que de buenas a primeras te aparezca entre tanto privilegio y prerrogativa vergonzante, tanta corbata y cochazo azul, tanto buniness, tanta dieta injustificada, tanto aifone por la cara, tanto gintonic a tres pavos y menús a dos cincuenta, así, que de repente, que sin saber como, de dónde y por generación espontánea te aparezca un gallo que hable de la eliminación de sus prebendas y les diga a la cara lo que muchos pensamos, les reproche su tremenda jeta, sus puertas giratorias, sus tres meses de vacaciones de verano, su incontrolada abstención laboral, su despreocupación por la miseria de los ciudadanos y encima les llame casta... pues que quieren que les diga...¡un ídolo del trigo limpio!.
Nos divertía, motivaba y les confesamos que hasta nos ponía. Eso de ver acojonados por un lado a los borjamaris del osea, el yate de papuchi, la gomina y el pulligan sobre los hombros y por el otro con el agua al cuello a los fracasados y decadentes socialistos pijorojos, trinca-eres que llenan su boca hablando de derechos de los trabajadores mientras en casa tienen a una peruana por horas a tres pavos... pues eso, que nos la ponía más tiesa que la pastillita azul.
Pero de repente todo cambió y en un abrir y cerrar de ojos todo se vino al traste, en un tristrás la cagó el de la coletita, la cagó pero bien cagada y ahí murieron las esperanzas y por lo que a nosotros respecta ya le pueden dar por donde amargan los pepinos. A él y a todos los que piensen como él.
Nos tocó la fibra sensible, todo iba bien hasta que se proclamó defensor de los derechos de las ratas etarras, de acercarles a casa y acabar con los "tratamientos de excepción", vamos, que para acabar con nuestras ilusiones le ha bastado el preocuparse de los asesinos hijos de la gran puta, de los euskotalibanes que han matado a ochocientas cincuenta y ocho personas, mutilado miles y miles de vidas y sembrado el pánico en España durante cincuenta años.
No majete no, por mi como si haces pino con las orejas, hasta ahí podíamos llegar, se acabó tu tiempo y no hay más que hablar, por ahí no pasamos. Eso si que no.

lunes, 11 de agosto de 2014

El lujo de vivir.


Intento hacerme caso y no pensar, ¡no pienses! me digo cada vez más a menudo pero es inevitable, me puede el enredo en la realidad, en la vida sin caparazón. Acabo de regresar de tirar la basura, ahí estaba.
No hace falta ser diferente, solo no indiferente, sólo hace falta mirar y ver, asomarse a la vida de verdad y detener la conciencia, observar el uso de los carritos desechados de bebé, el tirar de bicicletas con remolque cargados de miseria, la recogida de lo inservible a veinte céntimos el kilo con treinta y siete al sol.
No apartes el corazón, espera, aguanta un segundo y observa, fíjate en su expresión, busca, entra en sus entrañas, invade sus adentros y ponte en su lugar, tendrá familia y seguro que la vida le amanece como a todos, tendrá que comer, unas necesidades básicas, una realidad diaria, un despertar cada mañana. Su vida es de verdad, la que cuenta.
En este reino del chollo y el pillaje, de Urdangarines y cegatas por amor, de Fabras y peinetas, de Pujoles, herencias y traiciones, Matas, Matos y privilegiados hijos de la gran puta hasta parece mentira que vivir sea un lujo, pero lo es, ahí es donde nos han llevado y así para miles y miles de pagainfantas, para los culpables por respirar, para los que vivir es sufrir, la ducha y el comer diario un sueño y la dignidad, la esperanza y la ilusión... Un imposible. 
En este país de la usura, de listos, chorizos, trincones y butifarros, de prepotentes, soberbios, corruptos y ladrones, en este paraíso de la avaricia, el fraude, la estafa, el robo y el pillaje, en este reino de mandamases hijos de vagina sociable,en este reino de a dos euros la hora y veinte céntimos el kilo solo cuenta la pasta, no importa el importe de la vida, el presente social y la mirada de la tristeza, en este reino de mierda nadie importa a nadie, se desprecia la verdad y mientras ellos viven entre la ostentación,la opulencia  y el lujo, para otros... el lujo es vivir.