Bienvenido a mi Blog

Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros. (Groucho Marx)

jueves, 24 de diciembre de 2015

A pesar de los pesares


A pesar de nosotros mismos, de la corrupción, el trinque y la omisión, del rencor y el enfrentamiento, a pesar de una guerra inacabada 80 años después, a pesar de los mamateta, los independentistas a medias, el pestazo asesino, a pesar de los pesares, somos España, el país ideal, el mejor lugar del mundo.
A pesar de güayomines, toledos y bardenines, podemistas y bildutarras, zapateros y rajoyeros, ratos y ritas, sindicalistas capitalistas, rencorosos, fachas e izquierdosos, a pesar de los chorizos, mangantes y envidiosos, evomoralianos y perroflorianos, maduros y chavistas, catetos y coletos, vagos y ninis, gilipollas y acomplejados, a pesar de tanto chulo con boina y tanto cerdo de dos patas, a pesar del pepesoe somos España, un país insumergible, envidiado y envidiable, con una historia de valor, cultura y heroísmo, cuna del orgullo, la raza y el honor, a pesar de todo somos el mejor lugar del mundo, a pesar de nosotros mismos, a pesar de los pesares.
A pesar del paso somos lo que somos, el país con más kilómetros de vías férreas de alta velocidad por habitante, el país con la mejor y más completa red de autovías, el único país con un sistema sanitario integral gratuito del mundo, con más ayudas sociales, modelo de diversidad, con una gastronomía impresionante, un patrimonio histórico alucinante, un clima envidiable y como dice mi amigo Toñín... somos el único país del mundo donde hay que decir "paaaara ya" al camarero que nos sirve el gin antes de echar la tonic, somos España!. A pesar de los pesares.
Sólo hay que ver para saber, darse una vueltecita por fuera, mirar y comparar, países tan chuliguachis como Francia, Inglaterra o Italia donde no existen las autovías gratuitas, donde se paga por ver y no digamos mirar, países tan cacareados como los nórdicos donde para poder ir a urgencias tienes que justificarlo pasando doscientos mil filtros telefónicos o te clavan ochocientos del ala por un esguince, otros como los "iuesei" donde ... o tienes seguro privado o cascas el huevo en la puerta y no pasa nada mientras que eso no pasa en España.
Es lo que es y somos lo que somos, un país de ironía histérica, un país con más antifranquistas que nunca, de complejos y acomplejados, de floreros en un senado inane, de partidos en el gobierno que no quieren ser gobernados, de traidores renegados y humildes infravalorados, de palabrota de antipatriota, de parias sin orgullo, minusválidos intelectuales, sinvergüenzas, avergonzados y asesinos en político camuflados.
Eso lo que hay, pero a pesar de todo, a pesar de nosotros mismos somos lo que somos, el mejor lugar del mundo para vivir, digan lo que digan, a pesar de la boina y pesar de los pesares, somos España.
Feliz Navidad.

viernes, 11 de diciembre de 2015

El derecho a odiar.


Seis meses después de asesinar a veintiún personas en Barcelona, el 11 de Diciembre de 1987 las cobardes ratas etarras lo volvieron a hacer, repitieron machada atentando mediante un coche bomba cargado con doscientos cincuenta kilos de amonal contra el cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza, lo volaron causando once muertos y ochenta y ocho heridos.
De aquellos once ataúdes, cinco eran blancos, dos gemelas de tres y otras tres niñas de seis, siete y doce años los ocupaban.
El dolor no vacía la memoria, aquellas horribles imágenes son marcas imborrables del alma, son recuerdos hoy removidos por las arcadas que producen las declaraciones de determinados personajes que solo conservan la memoria histérica que les interesa, famosillos elementos del twitter surgidos de la nada, creciditos políticos, perroflojos y soplaflautas venidos a más gracias a la miseria y desesperación ajena que carentes de escrúpulos, respeto y decoro alguno se permiten reclamar la libertad y salida de prisión de los "presos políticos" que regaron España de sangre inocente.
Malditos prebostes de estómago agradecido, perversos, detestables e indignos chupabotes, cobardes de vista corta que amparados en un odio inusitado, un rencor indisimulable y la ambigüedad de una ideología mimetizada entre la ultraizquierda más casposa y desfasada, reclaman sin complejo alguno derechos humanos para quién arrancó de cuajo la vida de cientos de personas con un argumento tan injusto como injustificado, tan absurdo como ridículo y con un método de lo más  alevoso y cobarde. Como si nada hubiera pasado.
No es posible, no hay forma. La gente de honor también tenemos derechos, tenemos el derecho a no olvidar, tenemos derecho al rencor, a maldeciros, a desearos la peor y más lenta y dolorosa de las muertes, a reclamar la putrefacción de vuestras almas en el más asqueroso de los olvidos, a exigir el respeto que merecen las víctimas, a llamaros hijos de puta por vulnerarlo.
Yo me reservo un derecho, un derecho que nadie me podrá privar jamás, el derecho a odiaros en defensa propia, a odiaros hasta la muerte.

viernes, 27 de noviembre de 2015

Digo yo...


Somos un país de pijoflautas, complejitos y acomplejados, lo que viene a ser un reino de mariconchis que por falta de testiculina y el qué dirán, subcontrata a otros países el honor, el valor y el coraje.
Uno que está un pelín viajado, ya por el 2008 pudo ver como el ejército italiano prestaba fusil en mano y por parejas, servicio de seguridad perimetral y el control de acceso a la catedral del Duomo, vamos, que hacían lo que tenían que hacer, proteger a la sociedad a la que pertenecen. Que tontos son estos italianos… 
Mientras que Francia, Italia, Alemania, Bélgica, Inglaterra, no digamos Estados Unidos o cualquier otro país menos megachachi y practicante del buenismo zapateril que el nuestro saca al ejército a la calle… Aquí no, aquí el ejército lo usamos para mandarlos a misiones internacionales en el extranjero luchando por no sé quién, a vigilar las vías del AVE en medio de la nada, apagar fuegos perdidos en el monte o jugársela en caso de catástrofe natural pero siempre donde nadie les vea, que curren pero sin estorbar, donde su bélica imagen no ofenda a los meapilas, donde no puedan intimidar con su tan despiadada y desagradable estampa, la de un soldado armado y con la bandera nacional cosida en el brazo velando por la seguridad de todos, ganándose el aprecio, reconocimiento y cariño de sus compatriotas.
Esto…, pues nada, que decía yo así a lo tonto que igual y sólo igual… dada la situación que estamos viviendo, igual ahora era un buen momento para sacarlos a la calle, ponerles a proteger aeropuertos, estaciones, embajadas, lugares estratégicos o lo que sea permitiéndoles así el mezclarse con la sociedad a la que se deben, ofrecer su verdadera imagen y darles la oportunidad de hacer lo que saben y seguro que están deseando hacer, servir a España.
No sé, digo yo…

El tonto de los cojones



La vida es una botica donde hay de todo porque de todo tiene que haber, hay gente tonta, muy tonta, tontísima y súmmun de los tontos, el guian va pli de la tontería... el tonto español.
El tonto español es un tonto muy tonto, un tonto que a diferencia del foráneo se cree muy listo, más listo que nadie, más de lo más que nadie, lo que viene a ser un tonto de cojones.
En esta tierra de conejos, el tonto viene a ser como los champiñones, nacen por todos los lados, donde menos te lo esperas te lo encuentras, es fácil encontrarlo, no hace falta perro detector ni chon de morro fino, sólo tiene que abrir la boca.
El mundo afronta una guerra abierta contra un fanatismo hasta ahora desconocido, contra un ejército de hijos de puta que tiñe la orilla del mar degollando seres humanos, que quema vivas a personas en el interior de jaulas, que en nombre de Alá decapita, aplasta con tanques, ejecuta con las manos en la espalda o estrella contra el suelo a homosexuales desde siete pisos. Mientras el mundo se une contra los asesinos, contra unos piraos que puestos hasta las cejas se inmolan para acabar con la vida de quien pillen cerca, mientras todo son condenas y apoyo de los europeos a sus gobiernos respectivos, va el tonto español y reclama soluciones democráticas, diálogo, tolerancia e integración y en un ejercicio de hipocresía sin límite reclama un minuto de silencio en memoria de las víctimas de los bombardeos en Siria...
Lo dicho, no hay tonto como el tonto español, el tonto más tonto del mundo, el tonto de los cojones.


jueves, 26 de noviembre de 2015

La fila de los mancos.


Hay muchas formas de dilapidar la pasta y sobre todo cuando es pasta pública pero lo del Ayuntamiento de Sevilla sobrepasa con creces lo risible y ridículo, pa mear y no echar ni gota.
Creíamos haber visto de todo por estos lares pero está claro que la estupidez humana es ilimitada, tan infinita como la angustia de una cagalera en un ascensor, "guian va pli" .
Como gesto propio del modernismo que nos caracteriza y ésta vez en aras de la salud "Afectivo Sexual" de la ciudadanía, la Concejalía de Bienestar Social y Empleo saca a concurso público la adquisición de 7000 dosis de lubricante vaginal y anal para los alumnos de instituto, osea, para chavales de 16 años. Cada vez me sorprendo más de como los de mi generación hemos podido llegar a la edad que tenemos sin tanta "ayuda".
Vamos a ver que aquí hay cosas que se me escapan. Con 16 años, la gente de hoy, como éramos los de ayer, los de anteayer y hasta los del paleolítico, eran y son los "Tíos de la Vara Permanente" y ellas, con esa edad lo que no están es faltas de engrase precisamente, con esa edad podrán necesitar cualquier cosa pero lubricantes…, pues mire usté, va a ser que no, ya solo faltaba otra partida de pasta ajena para si eso, facilitarles Viagra también, no te jode…
Que no oiga, que no. Que quizás (y he dicho quizás) con nuestros "cincuenta y pico" no estaría de más algún que otro empujón para ayudar a alguien (y he dicho a "alguien") con alguna pastillita azul o botecito de aceite y tal, pero a chavales de 16… vamos que podían haberse gastado la pasta en cualquier otra gilipollez aunque igual de absurda, menos grotesca, no sé, en cualquier cosa, en entradas de cine para ver a Almodóvar por ejemplo y a ser posible... en la fila de los mancos.

Andrea.


El deber de mal vivir o el derecho a morir. Apartemos la hipocresía, dejémonos de túnicas, sotanas ni matracas religiosas, vayamos al grano y el grano es Andrea, una niña de doce años que padece una enfermedad degenerativa que la consume entre su dolor y la aterradora impotencia de sus padres, Andrea es una enferma terminal que vive una horrible agonía, que no tolera la alimentación y tiene que malvivir de forma artificial entre tubos y trabas, entre sábanas, lágrimas y la pena más íntima de unos padres que destrozados por la verdad y asumida la realidad, piden a gritos y con todo el derecho justicia para su hija.
Diferenciemos conceptos, dejémonos de milongas que no van a ningún sitio, lo único que importa es Andrea, dejémonos de hacer uso interesado y desde la distancia de la ética, la mística y las creencias, lo reglamentado, lo moral y lo legal, aquí lo único que cuenta es lo justo, lo real, lo único que importa es aliviar el dolor de esa niña, permitirle el derecho a no sufrir más, a cerrar los ojos y descansar para siempre.
Andrea nació con el dolor, su vida ha sido un calvario entre hospitales y hoy, cuando hay que tomar decisiones vitales que no mortales, todos se pasan la pelota sin contar con ella, con sus padres, con quienes con un dolor inimaginable piden y reclaman el derecho de su hija a dejar de sufrir y morir con dignidad pero nadie les ayuda, todos se pasan la pelota, la Consejería a los médicos, los galenos a los jueces y los jueces a la norma, para nada cuenta lo justo, la verdad, lo que pudiera contemplar una justicia divina, nadie contempla la realidad de una criatura sin voz, sin el derecho a dejar de sufrir de una vez y descansar para siempre.
Andrea tiene solo doce años, no es edad para morir pero tampoco para sufrir, ella es lo único importante y diga lo que diga lo religioso, lo moral, lo ético y lo legal, lo único importante es lo que nadie contempla, el derecho a dejar de sufrir y la dignidad de una niña de doce años, de Andrea.

El Rey.


Yo sé bien que estoy afuera... Cuando yo era jovencito, que no hace tanto tiempo –ni tan calvo-, si en casa se recibía una cartita con membrete del cole o el instituto ya fuera con malas notas o una simple comunicación de falta de asistencia no justificada…, ya podías esconderte donde quisieras que mi madre, que tenía una habilidad tal en la tirada libre de zapatilla que sus lanzamientos hasta doblaban la esquina del pasillo, te largaba un hostiazo suela-cara que se te quitaban las ganas de volver a decir que se habían equivocado o que la seño te tenía manía y lo que era peor…"espera que venga tu padre", ya te cagabas patas abajo. Aquello era respeto y eso que mi padre jamás me puso la mano encima.
Dirás que no me quisiste pero vas a estar muy triste... Pues eso es lo que alega el llorón, delirante y victimista president de mentirolandia, que el Estado le tiene manía por nazionalista, que la imputación judicial lo es contra todo el pueblo catalán, que es un acto anticipado, antidemocrático, antisocial, anticatalán, antiácido y hasta antiaéreo, que la fecha de su comparecencia es una estrategia política, que bla bla bla, la cosa es llorar y llorar, llorar y llorar... es que pobrecito, no tiene trono ni reino, ni nadie que le comprenda…
El president de mentirolandia no suspende nunca, es el árbitro de la verdad, el Moisés, el burgués supremo, el altísimo, el ser todopoderoso, el soberano absoluto, está exento de cumplir la Ley, no respeta norma, Estado ni Justicia alguna, está por encima del bien y el mal, tiene derecho de pernada, hace y dice lo que se le pone, se pasa todo por el arco del triunfo, es inviolable e inimputable, miente, humilla, denigra e insulta a España por sistema y aparte de resultar desagradable a simple vista, es odioso, antipático, cargante, inaguantable e insoportable pero la culpa es de la seño que le tiene manía. Con dinero y sin dinero hace siempre lo que quiere y su palabra es la ley…
También me dijo un arriero, que no hay que llegar primero pero hay que saber llegar…. Cada día salen de los juzgados miles y miles de amables citaciones para miles y miles de humildes pagainfantas y no vamos llorando por las esquinas ni alegando que debe ser un error o que la seño nos tiene manía, asumimos la responsabilidad de nuestros actos, tenemos un par de cojones para dar la cara y no vamos de mártir por la causa, llorón!.
Bertolt Brecht que era muy listo dijo..., "No hay nada más parecido a un fascista que un burgués asustado", y eso es lo que tenemos, un traidor escondido en la manía que le tiene la seño, parapetado en su victimismo y camuflado entre el amparo del nazionalismo que le rodea, pero tranquis todos que no va a pasar nada, que todo es un cuento, una pantomima porque en este caso el cobarde, temeroso y acomplejado es el Estado mientras que él... él sigue siendo el rey.

Ni verte.

Como quieres que te quiera si nunca me has querido, si inoculas odio hacia todo lo español, si repudias el pecho que te da de mamar, si eres un indigno, un vil traidor, un cobarde.
Te lo estás ganando tú solito majadero, tú solito. Lo que antes era una puntual y ambigua animosidad en lo meramente futbolístico, lo has convertido en antipatía y hasta repugnancia generalizada gracias a tu públicamente declarada hostilidad, visible resentimiento, odio indisimulado, latente desprecio y permanente insulto hacia España y los españoles. Lo has conseguido majadero, tu siembra ha germinado, lo has conseguido tú solito.
Como quieres que te quiera si eres un hediondo, mugriento y repugnante traidor, un pérfido, fariseo asqueroso, canalla, desleal, chorizo, ventajista y estafador que ha conseguido que un Español se sienta extranjero en España, como quieres que te quiera si eres un puto fascista de mierda, un judas, un renegado, desertor, mentiroso y farsante.
Como quieres que te quiera si eres un vomitivo excremento humano, si das asco. Eres un felón con suerte, que suerte tienes majadero de nacer y vivir en el país de las maravillas, en el del "que dirán" en su blasón, que suerte tienes majadero, has cometido flagrantes delitos de desobediencia grave, prevaricación, malversación, usurpación de funciones, rebelión, alta traición y no te va a pasar nada, res de res, que suerte tienes majadero, que suerte tienes de ser de donde eres porque aunque te joda y mucho..., eres español.
La gente de honor, los que sentimos la dignidad de la España que tú detestas, los que nos emocionamos con el himno que tú silbas y respetamos la bandera que repeles, los que vivimos con honra la verdad de su patria y el orgullo de su historia, hartos de tu provocación e insultos solo te decimos..., vete a cascarla y púdrete en tu mierda cabrón.
Como quieres que te quiera,...si no te quiero ni ver.

Ni cinco minutos.

Ya lo siento chico, siento enormemente que hayas nacido aquí, que ni cinco minutos de tu vida te hayas sentido español, que no te encuentres cómodo entre nosotros, que hayas nacido en el Reino de España, que lamentes ahora la longeva victoria sobre los franceses, que reniegues de Agustina de Aragón, que detestes la cuna de Cervantes, Rodrigo, Pizarro o Picasso, que aborrezcas la tierra de Velázquez, Lorca, Goya o Dalí, que te la sude la patria de Bécquer, Pizarro, Lope o Gaudí, que rechaces el origen de Severo, Nadal, Banderas y Unamuno, que desprecies el linaje de Plácido, Murillo, Falla y Zurbarán, que desdeñes la nacionalidad de Julio, Lola, Larra y Rafael, que repudies la procedencia de Goya, Pío, Gasol y  Gasset. No lo has sentido ni cinco minutos, ya lo siento chico.
Va a ser que no, que aquí no encajas majete, va a ser que no, que no tienes el orgullo suficiente, el mérito necesario ni la dignidad exigible para merecerlo, que lo español te viene grande, que eres un insulto para España, un pringao sin escrúpulos, un asqueroso vanidoso y un malnacido desagradecido.
Atiende bisojo, no mires para otro lado, ni cinco minutos tardaste en trincar los más de cuatro kilos que llevas pillados en ayudas “nacionales” al cine y ni cinco minutos has tardado en cagarla para siempre. No mereces ni cinco minutos más.
Ni cinco minutos.

Viva España!


Ayer no, hoy, ayer no era el día, no merecían ni un minuto, ayer era el día de la Fiesta Nacional de España pero hoy… hoy si, hoy no trago más saliva, tengo que hablar de tanto acomplejado como puebla esta tierra de conejos, hoy si, hoy no me queda otra que dirigirme a tanto ignorante parlanchín, tanto postmoderno megachachi, asqueroso y sucio chupabotes como el que se caga en la fiesta Nacional, el que me viene pegando la murga con un supuesto holocausto indígena como si yo hubiera matado a alguien o la gilipollas que cacarea sobe los gastos de un desfile cuando ya ha colocado a media familia, los tocacojones de siempre vamos… es lo que tiene la gratuidad de la gloria, tendríamos que implantar un examen psicotécnico para poder ser español.
Estos pijorojos sin escrúpulos, chupacandados y pellizcacristales sin dignidad, orgullo ni cultura, esos perroflautas contra todo venidos a más desde que maman de la teta, gente sin honor que se atreven a insultarme al hablar de un supuesto exterminio llevado a cabo en ultramar por gente con la que nada tengo que ver, imbéciles que hablan de una historia de hace una porrada de años con la perspectiva de hoy, gilipollas rencorosos nacidos del nazionalismo que modela su visión, conocimiento e intenta por cojones que todos seamos igual de catetos, pues no mire usté, va a ser que no, antes de berrear daros una vueltecita por España y bañaros en su historia, cultura y conocimiento, pasearos por Cádiz, Córdoba, Salamanca, Toledo, Cáceres, Granada o donde se os ponga de vuestro repugnante chichi, salid de la inmensidad del desconocimiento, supina ignorancia y odio congénito, culturizaros un pelín que no tenéis ni puta idea de lo que habláis,...¡ianalfabetos!!
Ayer fue el día de la Fiesta Nacional de España, como cada cuatro de julio lo es en Estados Unidos o el catorce en Francia, como lo es en cualquier país donde no haya tanto imbécil, retrasado y papanatas diplomado, en cualquier otro lugar donde no haya que convivir con tanto ultraje a tu propia bandera, tragar con tanto aborigen sinvergüenza y desinformado, donde no tengas que cruzarte cada día con tanto hijo de puta suelto.
Estepaís es así de curioso, no necesitamos castillos en el altozano ni fortalezas defensivas, no hay enemigos fuera, la mierda está dentro, la podredumbre nos invade y no hay peor leña que la de la misma madera.
Ayer fue 12 de Octubre, Fiesta Nacional de España y Patrona de la Guardia Civil y a ti imbécil de digo y cuanto más te joda más te lo repito…
Viva España y Viva la Guardia Civil.

Los muertos de España.


Hace falta ser muy mezquino y miserable para hacerlo, hace falta carecer de honra y principios, no respetar nada ni a nadie, ni a su propia madre para hacer algo semejante, para maldecir o "cagarse" en los muertos de la Guardia Civil.
Han sido muchos los asesinados, mutilados y callados para siempre, demasiados los funerales a escondidas, los huérfanos, las víctimas de la cobardía bajo capucha, del miedo social, el amparo político, la ambigüedad y el txikiteo ajeno a la cosa para que un cabrón cualquiera con voz de cazallero se cague públicamente en los muertos de la Guardia Civil. Es inaceptable, es intolerable hasta en España, en el reino de pagainfantas donde por cobardía y deshonor todo se tolera.
Siempre hay un lápiz para un tonto, un paralítico intelectual, un imbécil hijo de la gran puta cualquiera que micrófono en mano se viene arriba para maldecir y cagarse en los muertos de la Guardia Civil porque sí, porque es gratis, porque está de moda y le sale del higo, de su superdemocrática desvergüenza, para que a algún gilipollas hasta le resulte gracioso, como por ejemplo al kichitalibán de los huevos, el hoy alcalde de Cádiz gracias al guapito de Sánchez. Patéticos personajes.
Se está perdiendo el norte, los derechos denigran a la dignidad, la cobardía nos tapa el horizonte y los complejos nos deshonran. Todo nos suena normal, nada nos asusta ni indigna, nada nos parece raro y tragamos con todo.
Todo para esto. Hombres de honor, Guardias Civiles, hombres, mujeres y niños asesinados para que el kichi se parta el culo, para que se descojone de risa y se lo pase de cine escuchando como un crecidito malnacido cualquiera se suba al estrado micrófono en mano para cagarse en los muertos de la Guardia Civil, en los caídos por la libertad de todos, en los muertos por nada, los muertos de España.

El parto de la burra.


Que decía yo que aquí huele mal, apesta y no a ajo precisamente como dicen que en su día dijo una superpija de la muerte, que alguien ha cagado fuera del tiesto y va dejando un cierto hedor a deslealtad con aroma de traición a las finas hierbas emulsionadas en felonía tostada.
Que decía yo que ahora resulta que el Teniente General del Ejército Español, anterior Jefe del Estado Mayor para la Defensa, osea, el segundo de abordo tras el Rey en el escalafón militar, por cierto nombrado como no podía ser de otro modo por el ínclito Zapatero, el peor Presidente con creces adobadas de la historia de España, ... pues eso, que nos ha salido de los de la Tuerka, osea, okupa de extrema izquierda, antisistema lenninista, comunista de puño en alto, casposo anticapitalista, milico partidario del derecho a decidir, trocear España, negociar con ETA y gobernar con los Bilduetarras.
Que decía yo que esto igual no es muy normal ¿no?, que a alguien... no sé, quizás, o se le ha ido a olla o ha faltado a su juramento, al honor de una vocación y la dignidad de su milicia, que no es muy de entender el pasar de entregar la vida por tu bandera a seguidor de quién con un odio visceral e ignorancia supina la tacha cobardemente de trapo monárquico y postfranquista, de militar patriota a quien repudia con ensañamiento el "nacionalismo español", de asistir a ceremonias en memoria de los caídos y funerales de militares asesinados en el cumplimiento del deber al ateísmo confeso y recalcitrante de una coleta, del formar al frente del batallón a cobijarse entre la morralla del frente revolucionario, de cuadrarse ante la marcha real a tener que escuchar una "cutre pachanga fachosa", de brindar por el Rey a republicano populista de toda la vida, del honor inmaculado al ridículo más espantoso, la deshonra y la vergüenza ajena, vamos, lo que se viene a llamar, el mundo al revés.
Que decía yo que vamos teniendo de todo y a ver que es lo siguiente, esto es bochornoso, solo nos falta un obispo ateo, alguno más y ya estamos todos, si es que lo que no pase en "Estepaís"... 
Abuelaaaa, tranquila que ya parió la burra.

miércoles, 16 de septiembre de 2015

"Estepaís"


Estepaís es así, paraíso de putas y zapatones, de mangas verdes, abuelas que paren, gustos escritos, meones que no echan gota, Abundios que cunden, mentirosos de patas largas, dedos en llagas, malos entendedores, duros a peseta, lágrimas de cocodrilo, gatos por liebre y delirios de fiebre.
Estepaís, de miel y hiel, de oro que no reluce, oídos sordos, mierdas inodoras, moscas en boca cerrada, dichos sin hechos, hechos sin trechos, bichos malos, malas hierbas, mudos que otorgan, cuarentas de mayo y parias que dan el callo.
Estepaís, de tramposos en ley, de clavos ardiendo, viejos y zorros, sabios y diablos,  de aguas imbebibles, rey tuerto, Juanes Palomo, huidos a Sevilla, pájaros en mano, sombras que cobijan, gatos pardos, promesas olvidadas, amores reñidos, ojos que no ven, viruelas a la vejez, monas de seda, gallos que no cantan, pan con pan y perros ladradores.
Estepaís, Taifas de necios, de locos con su tema, de hechos sin pecho, panes y gorriones, de a Dios rogando, de los últimos que ríen, de nueces sin ruido, cerdos sin San Martín, chorizos y ladrones con mil años de perdones, abarcadores que aprietan, palabras en el viento, corredores que vuelan, listos que no reparten, Pedros por su casa, caballo regalado y mira para otro lado.
Estepaís, de habas sin cocer, crianza de cuervos, ganancia de trincadores, ladrones sin condición, sordos que oyen, liebres que saltan, rotos sin descosido, prevenidos no curados, leones que no pintan, llorones que no maman, burro grande, perro flaco, gato sin escaldar, zapatero sin zapatos, tiempos sin sitio, soñadores con pan, puentes de plata, dulces que amargan, ríos que no suenan, monedas de dos caras, sarnas que no pican, perros de hortelano, malos conocidos, dudas tetudas, barbas a remojo, esclavos del silencio, de ojos sin ojo y la puta por rastrojo.
Estepaís, tierra sin profetas, de cornudos apaleados, de ajos que no pican, palos sin vela, grano sin compañero, piedras en el tejado, tazas de caldo, males que vienen bien, tiempos que no curan, calma sin tempestad y gente caliente..., que se ríe de la gente.
Estepaís es así, de mal de muchos, de agua pasada, ande yo caliente, pan sin cebolla, locos sin tema, de dame pan y aves en cazuela,  así es "estepaís".

lunes, 14 de septiembre de 2015

Crema de karité.


Desde que un gel nada íntimo me descojonara literalmente las partes blandas ando un pelín irreverente, vamos que no aguanto un roce por la zona y menos si me viene untado en hipocresía o ambigüedad.
No hace ni tres días miles y miles de teutones se manifestaban escoltando el paso de los inmigrantes sirios lanzándoles aromáticos pétalos de rosas, gominolas sin azúcar y caramelos sin gluten. Ayer, ni Schengen ni pollas, cierre de fronteras.
El mismo día y como yéndoles la vida en ello, otros cuantos miles y miles de gabachos repiten tan caritativo gesto mientras un coro de niños guapitos y bien nutridos ellos les cantaba el "Non, je ne regrette rien", preciosa canción por cierto. Curiosísimo en un país donde la mitad de sus parias vota a la extrema más allá de la derecha, muy curioso, tanto como cómico y farisaico.
En el Madrid de los Austrias, su benévola, magnánima y bondadosa alcaldesa promete pasta gansa, techo blanco, ropa nueva y rica comida a todo sirio viviente mientras a sus pagainfantas los bancos les dejan en la puta calle por no pagar la hipoteca, su policía les clava seiscientos boniatos por rebuscar en la basura y duermen en la misma cama, juntitos, con pijama de felpa y bajo siete mantas por no tener para calefacción. Que bonito.
Y así por cualquier ciudad, pueblo y villa de la superchachi y megademocrática europa occidental. No sé, igual es por la terrible irritación que el gel asesino ese originó en mis partes blandas pero "pa" mí que la cosa no es así, que esa gente no viene de visita ni a tomar café, que toda esta masa humana viene huyendo de unos hijos de la gran puta que rebanan el cuello, queman vivos a la gente y decapitan frente a las cámaras al que se les ponga por delante en nombre del alá ese de los huevos, que toda esa gente viene para quedarse y no tenemos habitaciones libres y que igual y solo igual, lo que habría que hacer es erradicar el motivo de su huida, liarse la manta a la cabeza y en nombre de la defensa de la vida ir para allá y erradicar de la faz de la tierra a todo moro con barba, turbante y rifle en la mano que se encuentre al paso. Lo demás, hoy son pamplinas que mañana nos pueden pasar factura. 
Por cierto, tú que me lees, ten cuidado con los geles nada íntimos, te puede pasar como a mí y si eso…, manteca, crema de karité. 

jueves, 3 de septiembre de 2015

Se llamaba Aylan.


Se llamaba Aylan y tenía tres años. Es una imagen que parte el alma, una foto terrible que mañana será olvidada, un drama con el que hay que terminar y hacerlo ya. Era un niño culpable de su inocencia, de su afán por jugar, vivir y disfrutar como cualquier otro niño de su edad, era un niño reo de su nacionalidad, del pánico a morir degollado, del horror sembrado por un imaginario estado de mierda que no es sino el irracional, salvaje y criminal fanatismo de una secta, religión o lo que sea esa mierda islámica.
No hay solución contra la maldad, hay que acabar con esa crueldad, hay que arrasar la depravación de la faz de la tierra, hay que eliminarlos y hacerlo sin miramientos, sin pensar, sin dudar, hay que alzarse, coger las armas y rebelar las almas, hay que defender la vida con la muerte, hay que matar para dejar vivir, sin miramientos, sin reparos, sin complejos.
Se llamaba Aylan y tenía tres años, ha muerto huyendo de la muerte, del terror indiscriminado, de las bombas generalizadas, del degollamiento colectivo, de la intolerancia y lo intolerable, de la daga fácil de unos malnacido asesinos.
Hay que hacerlo y hacerlo ya, hay que acabar con ellos, con la muerte segura, con el pánico, con la huida hacia la vida, con la miseria, la desgracia y los muertos en la orilla.
Hay que hacerlo por ellos, por todos. 
Solo era un niño, se llamaba Aylan y tenía tres años.

viernes, 14 de agosto de 2015

Lo justo.


Ahí al lado, según pasas el alma la primera a la derecha y dos pisos por encima del corazón se encuentra el rincón del dilema, el que guarda, mide y administra la caridad, la humanidad y la compasión, el que aplica la reflexión y resto de valores que nos diferencian como racionales para con quien quizás no lo merezca, la esquina que nos enfrenta con nosotros mismos.
Ese lugar, a pesar de mi confeso agnosticismo hoy rebosa rabia y sed de justicia divina, sin tiempo, medida ni mesura, es la voz que clama que el que mata merece morir, así de sencillo, que la sociedad no merece el desprecio de ver a ese animal libre dentro de quince años, eso quizás sería lo correcto, lo legal, pero nunca, jamás, sería lo justo.

martes, 23 de junio de 2015

El derecho a decidir.


Pues si iluminadete Masferrer, por una vez y sin que sirva de precedente estoy de acuerdo contigo, todos tenemos derechos. Tenemos derecho a aprobar sin estudiar, a cobrar sin currar, a no pegar palo al agua, a vivir del cuento, a piratear el güindous, a una pleiesteision de niu genereision, a un aifone barato y ver el plus por la feis, todos tenemos derecho a tener derechos. Faltaba más...
Todos tenemos derechos y entre ellos, derecho a no aguantar hemorragias de gilipolleces vomitadas por una pequeña porción de hombre, a no ser humillados por tanto tonto e hijoputa autodidacta, a no ser ultrajados por un despreciable imbécil capaz de dar de comer a una docena de loqueros (y loqueras por supuesto...).
Tenemos derecho a ser y sentir con orgullo la noble condición de español, a escuchar el himno con emoción propia y respeto ajeno, tenemos derecho a amar nuestra bandera, a preservar nuestra dignidad y defender nuestro honor, tenemos derecho a rebelarnos contra quienes como tú nos insultan llamándonos "cabrones de mierda, panda de mangantes sarnosos y perros españoles", tenemos derecho a repudiar a tanto parásito, traidor y desagradecida sabandija  y por ende en defensa propia, tenemos derecho a mandarte a tomar por el culo.
Todos tenemos derechos y algunos inalienables como el de decidir, por supuesto que si, faltaba más y cuanto antes mejor... aquí lo que sobra es escoria como tú.

martes, 19 de mayo de 2015

Hasta los huevos.

Mienten más que hablan pero no pasa nada, a nadie asusta ni sorprende, la mentira se ha normalizado hasta tal punto que lo de pillar al cojo por mentiroso ha perdido su sentido en el refranero. Hoy, lo inaudito sería un político honrado, humilde, servidor de pagainfantas y sobre todo, que no faltara a la verdad, que no vendiera humo ni nos engañara con falsas promesas y descaradas mentiras. Vamos, una quimera.
Lo de "estepaís" es de traca. Nos toman por gilipollas. Se pilla de forma flagrante a un asqueroso corrupto a más no poder, le graban contando billetes y tiene la cara de negar hasta tres veces que sea su voz, que sea él dicha persona, vamos... como Judas, pero todo tiene su lógica nacional, aquí la mentira ha alcanzado tal grado de normalidad que es preferible quedar como mentiroso antes que corrupto, hasta ahí hemos llegado pero no pasa nada y no pasa porque aquí el mentir es lo normal, aquí miente todo dios.
Todos mienten y no solo en calendario de campaña, no, lo hacen por sistema, unos van a acabar con el paro, otros van de centenarios honrados, honestos a carta cabal y eficaces de la muerte contra lo chorizo e inútiles que son todos los demás, aquellos van a sanear las cuentas y los del otro lado prometen futuro a los jóvenes y embaucan a los mayores. Todos son los mejores, todos van a levantar alfombras y abrir ventanas para ventilar la peste. Hasta los huevos oiga.
Los políticos españoles son tan insoportables como su política, aquella que nos prometió el oro y el moro pero que nos ha llevado a estar donde estamos, rebuscando en la basura pero sin culpables a los que señalar ni bultos sin escurrir.
Mienten y mienten y vuelven a mentir. Berrean hasta aburrir a una vaca y estamos tan hasta los huevos que empezamos a echar de menos el silencio de Bibiana en su dorado retiro de Chupategui, la respetuosa discreción de Leire en su bellisimo rincón de Pillaycalla o la tan meritoria como callada labor que hoy desempeñan tantos y tantos grandes miembros y miembras que preceden a los cantamañanas de hoy.
Españistán es un circo, un vergonzoso espectáculo donde nada importa, donde no se distingue la verdad de la mentira, donde todo vale y los medios justifican el fin, donde el caso es llegar y tragar para luego callar.
Hasta los huevos oiga.

jueves, 30 de abril de 2015

No llovía


Ha habido suerte, menos mal que hoy no llovía. Algo está fallando y no hablo de política, corruptelas, chorizos con coche oficial ni asuntos "tan importantes", me refiero a lo básico, a la educación institucional, al respeto a los más indefensos, los más débiles, a nuestros mayores. 
Hoy a las siete y media de la mañana había un matrimonio de más de ochenta años esperando a la puerta de la Caja, cada uno con su documento nacional de identidad en una mano y la cachava en la otra para acojonados, cumplir con la amenazante obligatoriedad de "digitalizar" su carné. Yo, por más que los miraba, no les veía ni la más mínima pinta de poder blanquear absolutamente nada.
De repente, con dirección a la boca noté la súbita ascensión de un torrente de indignación, pena y rabia, por un momento imaginé a mis padres en esa situación y una catarata descontrolada de juramentos y maldiciones salían disparados hacia la nada con ganas de arrasarlo todo.
Se me abrieron las pieles del colgajo. No hay derecho a que una sociedad permita que un matrimonio de más de ochenta años tenga que esperar a la puerta de la caja a esas horas, acojonados por el temor a que le congelen la cuenta, a no poder cobrar su pensión... no hay derecho, esa sociedad merece un par de hostias que la espabile, un buen chute de ética y respeto, una dosis extra de consideración hacia los más humildes y desamparados, a los mayores, a nuestros padres. 
Este reino de pagainfantas necesita un par de hostias pero bien dadas, de esas de mano abierta con impulso y retroceso, un par de buenas hostias de las de antes, de cuando había lo que tenía que haber. Respeto.
Menos mal que no llovía.

domingo, 15 de marzo de 2015

Recuerdos del futuro


Es humano. Lo que recordamos con especial querencia y amor lo magnificamos hasta convertirlo en algo maravilloso por lo entrañable, algo que protegemos a modo de conservación y defensa propia en lo más recóndito de nuestro corazón, en el rincón de lo intimo y privativo, quizás por ello, involuntariamente podemos llegar a sobredimensionar y distorsionar la realidad, no la verdad. Manda el corazón.
Con los malos recuerdos es diferente, ahí podemos dirigir nuestra voluntad, elegir lo que hacer con ellos y de hecho llegar hasta olvidar de forma selectiva, apartando y retirando lo que nos interese de la balda almacén de los recuerdos. Es así. Manda la cabeza.
Con los recuerdos forjados por nefastas experiencias ya es otra historia, la cosa cambia y mucho. Dependiendo de la edad, esas sensaciones y vivencias tan negativas pueden llegar a marcar de por vida, a forjar una personalidad e incluso para según que asuntos canalizar una respuesta, un proceder y una postura muchas veces intransigente en según que asuntos. Ahí no puede entrar el olvido, ahí no cabe la manipulación del tiempo, ahí manda la influencia de la profundidad, del impacto emocional, del dolor de la verdad, de una realidad presente y tangible que inyecta lo peor de uno mismo en el cerebro llegando a repudiar y odiar de una forma descomunal y además voluntaria, consciente, sin atenuantes y declarada abiertamente, sin rubor ninguno.
Al final te das cuenta que la realidad es tan subjetiva que se confunde con la verdad y el presente depende del ayer para mañana solo ser recuerdos del futuro.
Nada, cosas mías. 

sábado, 28 de febrero de 2015

Gracias Antoñito.


Algún secreto tenía que haber, menos mal que siempre aparece un "alguien" que nos abre camino, que ilumina nuestra senda con su inmensa sabiduría, que siempre nace un imbuido, un ilustrado, un elegido de los Dioses que con su desparramada sapiencia nos aparta del vicio, el derroche, el dispendio, el despilfarro y la dilapidación. Menos mal...
Si es que tiene que estar en todo el Antoñito, menos mal, que si no es por él ..., nos referimos al sindon Antonio Ardid, egregio y eminente concejal Pepero de Acción Social del Ayuntamiento de Alicante que cabreado por la situación no le ha quedado otra que poner definitivamente los puntos sobre las ies y sentenciando de una vez por todas iluminar nuestra oscuridad al determinar la causa de las causas que lo causan: "Las familias ahorran porque no se van de putas."  Bien coño bien!!!!
Lo sabía, lo sabía, algo tenía que haber, espérate a que pille yo a Luisito que se va a enterar de lo que vale un peine el muy cabrón!!, espérate, osea que eso de que no llegaban nunca a fin de mes era porque se iba de putas!!!! será cabrón!!! osea, que todo este tiempo estaba yo pagándole los condones... espérate que se va a enterar!.
Menos mal, gracias Antonio, si hombre, no seas tan humilde, no te ruborices Antonio, gracias Antoñito, muchas gracias, si es que si no es por ti me la sigue pegando, fíjate tú, ya  decía yo que como no le iba a llegar con ochocientos diecinueve euros al mes cuando con eso ¡¡¡hasta tenía que sobrarle!!, casi me la pega Antoñito, pobre incauto, y yo que creía que ahorraba y todo después de pagar hipoteca, luz, agua, gas, teléfono, comunidad, ropa, colegio, gasolina, seguros, gastos de dos hijos y el puto vicio de comer cada día, ¡¡me cago en la madre que parió a la virgen del calzoncillo de algodón blanco!!, osea todo era mentira, un cuento, claaaaaro, ahora lo entiendo todo ¡¡¡no ahorra porque el muy cabrón se va de putas!! espérate a que lo pille...
Gracias Antoñito, gracias, gracias, mil gracias Antonio, eres un crack, gracias, si no llega a ser por ti... Gracias Antoñito.
(Y vete a la mierda)

miércoles, 28 de enero de 2015

Un cuento sin gracia.

Este guión de esta peli es una mierda, espantoso, tanto que ni Almodóvar lo firmaría, os cuento así a bote pronto. Erase una vez un reino de pagainfantas donde gracias al nefasto y peor presidente de gobierno de toda su historia, de buenas a primeras se lió la de Dios, una crisis económica y política sin paragón llenó sus calles de mendigos, dejó a más de cinco millones de personas sin trabajo, miles y miles de desahucios y familias enteras sumidas en la pobreza y la desesperación más absoluta.
A su vez, el que hasta entonces hacía de bueno de la peli se parte la cadera mientras se entretenía matando a tiros elefantes que no se balanceaban en Bostwana o como se llame el sitio aquel, por supuesto de forma furtiva ya que era presidente de honor de la WWF y le acompañaba una churri que no era la prota y que por cierto no estaba nada mal para sus años... Luego se supo que le iba mucho el rollo de matar a tiros elefantes, leopardos, osos, rinocerontes y lo que le cayera cerca. Y lo de la otra también.
A su vez, al yerno ideal que ya no lo era tanto, se le iba la mano y no jugando al balonmano precisamente con lo de la bula asumida y el derecho vaginalmente adquirido y valiéndose de ser quien era forraba sus bolsillos de tela pública con un morro descomunal, sin fondo ni precedente conocido.
Para todo ésto y mientras tanto, cada día se descubrían nuevos casos de mentiras, traiciones y corrupción, tarjetas de crédito a fondo perdido, cuentas en paraísos fiscales, sindicalistas pringaos hasta las cejas, ex-ministros inmorales, honorables sin honor, banqueros sin modales, políticos de garganta profunda y etcéteras para frenar un tren, hechos, comportamientos y actitudes que no hicieron sino desmoralizar, desesperar y sacar de quicio a todo un país.
Por todo ello, en ésto que de tanta mierda y frustración social, desde la más casposa y bolivariana ultraizquierda apareció el chico de la peli, el iluminado líder de los perroflautas, un vanidoso comunista con coleta, patético elemento, extasiado personaje, ensimismado lumbreras, engreído vidente y racista ideológico que junto con un visionario de historial imaginario y currículum inventado, con más dinero (negro) que un torero y oscuras amistades proetarratas, vino a prometernos la salvación eterna a base de chorradas sin sentido que no se las creían ni ellos, gilipolleces tales como jornadas laborales de 35 horas semanales, jubilación a los sesenta tacos, no pagar las deudas, una vivienda para todo el mundo, renta básica para todo quisqui, prohibición de la privatización, eliminación de la semana santa, la educación concertada, los controles y las vallas fronterizas, expropiación de fincas agrícolas, viviendas vacías y cien estupideces más, vamos, lo que se llama acabar con la democracia y la libertad, solo le faltaba lo de la cocacola sin gas y pasar por la checa a los curas aunque..., para ésto último aún estamos a tiempo.
Lo dicho, la peli no es nada original, el tema no está mal pero el argumento es soporífero, el guión insufrible y los actores un coñazo y aunque todavía no tiene desenlace, el asunto no tiene gracia ni buena pinta porque todavía hay hasta quién les cree... así que, aunque no fueron felices ni quedaban perdices porque alguien se las había cepillado, colorín colorado..., este cuento no ha acabado.

miércoles, 21 de enero de 2015

Estoy cachondo.


Métete el dedo en el orto, sopla y pedalea que no te cojo el paso majo. Ya no sé si te molesta que me meta con los omisos y sumisos pagainfantas, los nazionalistas que no sueltan la teta, los amigos de los etarratas, los pijomaris del pulligan al cuello, los suciolistos del ere en mano y ciento volando, los perroflautas de la casposa ultraizquierda segundo be o que cojones es lo que te pica, no lo sé chico... lo que sí se es que eres tonto majo, "mu" tonto, tontísimo y pesao, "mu" pesao.
La herrorrárica estupidez, indigencia intelectual, escasa estatura moral y limitadísima porción de hombre de los imbéciles como tú me ponen berraco, lo confieso, tengo una retorcidísima perversión sexual hacia los eyaculadores de ignorancia verbal como tú, qué le vamos a hacer, me encanta daros por el culo con mi presencia, me chifla, pero chico, que quieres que te diga, que más quisiera yo pero a mi edad ya no repico campanas. Lo sé pero no lo cuentes por ahí que luego todo se sabe.
Ya van tres y no he dicho ni mú, no te imagino pero seguro que eres más feo que un coche por debajo, lo que si sé es que eres un tonto a todas horas y sin reloj que no mereces ni la legítima defensa, eres un mero mindundi, un residuo de zoofílica placenta, pero en un gesto de humildad del más humilde del mundo que me honra como tal, te contesto por aquí,... me cago en tus tres padres so gilipollas.
Vete a tomar por el culo parido a pedos, puedes seguir mandándome mensajitos cariñosos en los que viertes tanto querer con los por otro lado extraños deseos de que me hagan no sé qué, me vuelen por no sé donde y en no sé cual esquina por no sé cuantos, puedes seguir berreando tu cobardía con insultos y amenazas, puedes seguir en la linea que te marca tu hijoputez pero estate al loro majete que yo no soy la franciscana Sor Justina.
A ver y acabamos muerdealmohadas que con menos culo también se jiña, entérate, ... digo y escribo lo que me sale de la peineta, si te gusta bien y sino mejor, así que... condón y a cascarla majo que si eres más tonto naces corcho..
Por cierto, amigo invisible, sigue así y al loro, que aunque me la bufes por tiempos, me estás poniendo cachondo. Muy cachondo.

domingo, 18 de enero de 2015

La rotondita.


Que dice la peña esa de amigos de los etarratas que ha muerto un gudari. Por cierto les felicito, han escrito cuatro palabras seguidas sin faltas de ortografía, vamos mejorando. 
Pues eso, no te despistes Pin y a lo que vamos, que se ha muerto un soldado vasco y parece ser que eso debe ser la leche, tiene que ser algo muy importante pues le han hecho un entierro monísimo, con txistu, banderitas, cartelitos, pancartas y cosas de esas, no les ha faltado ni la txalaparta, pero, a decir verdad, a nosotros como que se nos ha quedado cara de haba, como que no acabamos de pillarlo oye... fíjate. Es que somos de un rarito...
Un soldado sin uniforme y por lo tanto mimetizado, un gallu que se ampara entre la masa para pegar tiros por la nuca y salir corriendo, para poner bombas por doquier o para meter en un agujero bajo tierra a una persona durante casi dos años, ¿eso es un héroe? ¿eso es un soldado vasco? pues vaya un gudari de mis cojones.
No vamos a entrar en cuestión de valores como honor y lealtad , es tontería, eso ni les suena, pero para ser soldado no basta con ponerse parches en las rodillas y ellas tener el flequillo cuadrado, no, para ser un soldado con lo que hay que tener hay que ponerse un uniforme que te identifique defendiendo una bandera y dar la cara por ella, un soldado no actúa con alevosía ni ensañamiento, un soldado no asesina inocentes, no es un cobarde ni se mea de miedo al ser detenido.
Debe ser la falta de pan y el exceso de tortas, debe ser que están baratos los héroes por ahí arriba, a cualquier cobarde le ponen una kalea y digo yo, que ya que son tan valientes y tienen unos entierros tan chulis, podrían practicar la inmolación, nos han dicho que no duele y aunque cien vírgenes no les prometemos, una rotonda si, eso seguro que no les faltaría.
Animo chicos, a por la rotondita.

viernes, 16 de enero de 2015

Chin Chin!!


Antes hombre, mucho antes, amos no me jodas,... no era el momento, ahora que me había puesto a dieta, cuando casi casi me la veía, cuando ya apenas me ponía morado al intentar abrocharme el pantalón, ahora que la báscula no crujía vas y me haces ésto...
Diez días a verduritas a la plancha, acelgas rehogadas, pechuguita sin sal, ensaladas con cosas raras, carne sin color, pescado feo y yogures desnatados para esto... no me jodas hombre.... eso no se hace.
Me he tomado más infusiones que un chino, he bebido agua para trasvasar al Segura, no huelo los yintonis, tengo las alacenas con alarmas de cascabeles, cables pelaos protegen la nevera a calambrazos, tengo más gusa que una pulga en un peluche, llevo diez días sufriendo para ésto, para que vengas y me jodas... que cabrón.
Y me jodes porque ahora, cuando no era el momento y por tu culpa me voy a tener que poner hasta el culo, porque has cascado el huevo y eso lo voy a celebrar como lo celebramos la gente de bien.  Me voy a pegar un homenaje que flipas, memorable. Hoy mismo para no ir más lejos, le van a dar a las verduritas a la plancha, a las acelgas rehogadas, las ensaladas extrañas, la carne incolora, insípida e inodora, voy a darle peineta al pescado cocido, los yogures desnatados y las infusiones asesinas. Unas zamburiñas, unas rabas, un bogavante a la plancha y lo que caiga tendrán la culpa.
Voy a celebrar que has cascado el huevo de una puta vez. Que vive un asesino menos, un ser inhumano, cruel y salvaje, un inicuo carcelero que durante quinientos treinta y dos días torturó a un hombre hasta rogar su propia muerte, un sádico sanguinario que en nombre de su puta mafia asesinó cobardemente a tres guardias civiles.
Me has jodido la dieta macho, pero que le vamos a hacer, todo sea por la ocasión, el día lo merece, hoy es fiesta en mi interior, hoy ha muerto alguien que lo merecía mucho antes, de otra forma y en otro sitio pero es lo que hay, hoy ha muerto un verdugo, alguien que soñaba con morir matando. Un asesino.
Chin chin!!

miércoles, 14 de enero de 2015

Colgate para el chon.

Pensábamos que a los euskotalibanes les gustaba el ajedrez, fíjate tú,  eso nos había parecido entender cuando uno de sus jefecillos ha pedido públicamente no sé a quién que se dé jaque mate a la Guardia Civil, que iluso... resulta que no, que el amigo de los asesinos podría, presuntamente por supuesto, referirse a jaquematear a los guardias, vamos, lo que han venido haciendo durante los últimos mas de cuarenta años más o menos...
Lo primero que tendría que hacer el amigo de los asesinos, terroristas e hijos de la gran puta que han sembrado el terror mutilando inocentes, asesinando hombres, mujeres embarazadas, niños y niñas, lo que tendría que hacer el representante de los que cobardemente a base de tiros en la nuca, coches bomba y lapas adosadas han arruinado la vida de miles de personas, lo que tendría que hacer ese impresentable es pedir perdón a las viudas, huérfanos y familiares marcados de por vida por la tragedia de pasar por donde no debían en el momento más inoportuno y vestir con honor el verde uniforme que sirve a  "estepaís".
Lo que tendría que hacer ese euskovoceras es alegrarse de ser español y sobre todo de vivir en este reino de pagainfantas. En cualquier otro país con orgullo, dignidad y memoria, en cualquier otro lugar que no fuera el ombligo democrático de occidente por decir lo que dice estaría entalegado una larga temporadita.
Lo que tendría que hacer ese coleguita de los euskocriminales es respetar aunque solo fuera por humanidad, la frialdad de unas sábanas y la soledad de la oscuridad, lo que tendría que hacer ese camarada de los malnacidos e hijos de vagina sociable es pedir perdón a la humanidad por sus crímenes y callarse la puta boca para siempre. 
Lo que tendría que hacer ese cerdo es lavarse la boca para hablar de la Guardia Civil.
Colgate para el chon.

martes, 13 de enero de 2015

La mirada de Lucía.


Los que como yo siempre nos hemos confesado descreídos, escépticos e incluso con cierto sentido repelente hacia cualquier tipo de credo, doctrina o dogma sectaria, los que como yo no tenemos la suerte de saber rezar y somos tan miserables que nos aferramos a lo humano y tangible como única fuente de fe, los que como yo somos tan ingenuos que profesamos como único evangelio el valor de la amistad, la verdad, el honor, el trabajo y la dedicación, los que como yo tasamos en su máxima medida la reputación, el respeto y la consideración a la Justicia... somos unos gilipollas.
Lo ves de lejos y se te escapa, te ríes, argumentas tu escepticismo en lo vergonzoso del sistema, amparas tu omisión en el uso de la costumbre y lo generalizado de lo podrido, en la trastienda de las instituciones y en la politización de lo impolitizable, todo forma parte de la mierda en lo que han convertido todo, absolutamente todo, mires por donde mires.
Llega un día en que el sistema se ríe de tí, desprecia tu honor, menosprecia tu trabajo y subestima tu dedicación, bueno, vale, te tomas una cerveza con alguien, echas cuatro juramentos y que le den por el orto y por el otro pero... al poco tiempo vuelve el escarnio y se descojona a la puta cara de tu dignidad, de tu reputación y tu profesionalidad, te falta al respeto, te desconsidera y te hace una peineta en la que se te queda una cara de gilipollas que flipas. Ahora la ves de cerca, le notas las arrugas, sus pliegues, divisas sus granos y sufres su halitosis, ves claramente su asquerosa mentira, pasotismo y desinterés. Ves lo que miras y te da asco, ya no te ríes, ya no te infunde ningún respeto, ya no te apetece la cerveza. Solo es más mierda.
Lo mismo da que da lo mismo, ya no queda nada en lo que creer, mi hasta ahora confeso agnosticismo se rebela en socialmente ateo, ya solo creo en el café con mirada, el yintonic en compañía y un yetén con risas, sin hielo y un chorrito de moscoscaya.
Nos han llevado gratis a la ruina moral, nos han pagado el charter de la desconfianza al repudio, se lo han cargado todo, no hay justicia ni verdad, la han cagado pero bien, ya no nos queda nada en lo que creer.
Menos mal que me queda el consuelo de la pureza, de la verdad, de lo que no engaña, de lo que me vale, menos mal que me queda la mirada de Lucía.

sábado, 3 de enero de 2015

Que no nos pase nada.


Los mediocres siempre fueron gente peligrosa, no son sino tontos creciditos, oportunistas y ventajistas venidos a más al amparo de la miseria ajena. Son personajes escatológicos, resentidos y disminuidos intelectuales, son ultrastodo testiculares, antisistemas incapacitados, irreverentes y libertinos disfrazados de demócratas. Son los que son y no hace falta que asomen la patita para detectar su presencia, basta con seguir su asqueroso hedor cada vez que abren la boca.
Ayer murió asesinado en la estación de tren de Embajadores -Madrid- un miembro del Cuerpo Nacional de Policía que intentaba identificar a dos inmigrantes africanos (negros, con perdón), por supuesto sin papeles y residentes de forma ilegal en España desde hace unos cuatro años. La identificación vino motivada por unos insultos previos por parte de los pobres negritos y el autor material del asesinato, un tal Alí Raba, llegó a España en Septiembre de 2011 a bordo de una patera de esas que tanto defienden los Hipócritas sin Fronteras y era un ciudadano ejemplar aunque eso si, con algún que otro despiste que originó alguna que otra detención por las fuerzas represoras del Estado que le acusaban injustamente por supuesto como presunto autor de delitos de amenazas, robos con violencia, resistencia y desobediencia así como infracciones a la Ley de Extranjería y Estancia Ilegal en España. Poca cosa.  Pobre e indefenso negrito.
No ha sido suficiente el insultante silencio al respecto de los Vigilantes de la Verja, los oenegeros de sábanas de lino y hoteles de cuatro estrellas o los Hipócritas sin Fronteras, nadie ha abierto la boca no ya por respeto sino aunque solo fuera por humanidad, al contrario, todavía hay que leer a los canallas iluminados de Podemos de Anchuelo, esos ultraizquierdistas adalides de la Libertad e inadaptados sociales como tuitean sobre el asunto refiriéndose a la "brutal represión policial hacia la inmigración subsahariana"... y por si fuera poco, en relación al moro que ayer amenazaba con inmolarse en la estación de Atocha textualmente decían que "los medios fascistas criminalizan al pobre magrebí de Atocha..."
Me estoy amarrando los machos. Esto es para mear y no echar ni gota, aquí, en "estepaís" a alguien se le ha ido la olla, alguien falta al respeto por sistema y ofende gratuitamente desde el odio y la maldad de su Stalinismo declarado, alguien que apesta, malnacido e hijo de vagina alegre se permite el censurar la labor del policía muerto por identificar a una persona que acaba de insultarles, le manda cojones y encima, ojito que ese alguien pertenece y representa a un partido, grupo, gremio o lo que sea la mierda esa pero que aspira a gobernar España, debemos estar volviéndonos todos locos sino, no lo entiendo.
Descanse en paz el Policía D. Francisco Javier Ortega y a nosotros... a nosotros que no nos pase nada...